10 Hierbas medicinales para perros y humanos

Las hierbas ofrecen curas para muchas enfermedades caninas comunes. Las he usado durante años, con la bendición de mi veterinario homeopático, y mis perros han vivido una vida larga y notablemente saludable.

Sólo porque sea natural no significa que no sea de gran impacto. Las hierbas no son nada despreciables. Lo que puede parecer una simple mala hierba o raíz, puede ser una medicina muy potente.

He aquí una lista de las diez mejores hierbas que ningún amante del perro debe dejar fuera de su botiquín. Es una farmacopea para perros – lo llaman una corteza acopeia!

Pero antes de que la pruebe, pregunte a su veterinario acerca de las dosis, y si alguno de estos medicamentos están contraindicados para los ya existentes de su mascota.

Nim. Azadirachta indica es un extracto del árbol de Nim es un tóxico insecticida natural, además de que cura las quemaduras y suaviza la piel seca e irritada.

Se aplica por vía tópica y se absorbe por la piel al torrente sanguíneo, la planta de Nim es un repelente natural para mosquitos y pulgas. Con ella libra a su mascota de que los insectos se alimenten de ella.

Se sugiere su uso durante los meses cálidos (temporada alta de mosquitos), en baños una vez por semana con champú para mascotas TheraNeem, y agregar unas gotas de aceite de Neem, ambos están disponibles en las tiendas de Whole Foods o en línea. Para una protección adicional desde dentro, administrar suplementos Neem Plus Ayush por vía oral una vez al día, oculto en los alimentos.

Achillea millefolium, ayuda a detener el sangrado.

Si su perro sufre una cortadura o laceración, puede administrarle los primeros auxilios mediante el lavado de la herida con yodo povidona, y luego tratarlo con rama de milen.

Se sugiere como bálsamo para animales, como los de Buck Mountain Botanicals, que la incluyen entre los ingredientes para acelerar la curación. Es una buena idea tenerlo en el botiquín de primeros auxilios.

Árnica. Arnica montana, también conocida como Leopard’s Bane, ha sido muy apreciada por su asombrosa propiedad en la curación de hematomas.

La Árnica cumple una doble función, alivia el dolor y promueve la cicatrización.

Su uso se sugiere mediante bolitas de árnica de Boiron. Administrar 3 gránulos 3 veces al día, en la parte interior del labio inferior de su perro. Está bien si lo escupe, la curación comienza cuando los gránulos hacen contacto con la encía.

Valeriana. Valeriana officinalis, puede que huela mal, pero es un sedante natural inductor de sueño muy efectivo.

Para los perros que sufren de ansiedad elevada durante tormentas eléctricas o el 4 de julio, la Valeriana los sacará de varias horas de sueño sin estrés. También es ideal para los viajes largos en auto.

La Valeriana viene en cápsulas, disponible en cualquier tienda de alimentos saludables. Para administrarla necesita ocultar las cápsulas en un pedazo de carne o de queso con crema de cacahuate en la parte superior – cualquier cosa para enmascarar el olor horrible. Antes de hacerlo consulte con su veterinario.

Extracto de hoja de olivo. El extracto de triturado de hojas de olivo (oleuropeína) es un antibiótico natural.

Si su perro sufre diarrea, la propiedad antifúngica de la hoja de olivo ayudará a establecer su digestión correcta.

Se encuentra disponible en las tiendas naturistas, las cápsulas de hoja de olivo uelen y saben exactamente como el aceite de oliva (es decir, delicioso), así que no hay necesidad de ocultarlo o enmascararlo. Apenas se notan sobre la comida de su perro como una especia.

Leche de cardo. La leche de cardo proviene de una planta con flores cuyo extracto de silimarina, es uno de los antioxidantes más potentes de la naturaleza para personas y animales domésticos.

Activa y protege el hígado, el cardo de leche es necesario si se quiere prolongar la vida de su perro. Todo pasa a través del hígado, por lo que acoge con satisfacción el apoyo – y porque los ojos y la salud del hígado están relacionados, también previene y revierte los ojos nublados (esclerosis nuclear) en los perros.

Está en venta en tiendas de alimentos naturales en forma de cápsula. Tiene un sabor un tanto amargo, muy perros melindrosos tendrán que consumirla escondida en algo sabroso.

Espino. Crataegus, es una baya que se utiliza para tratar la insuficiencia cardíaca.

Fortalece el corazón y mejora la circulación. El espino ayuda a evitar la insuficiencia cardíaca congestiva en perros mayores (y la gente), y ha ayudado a perros más jóvenes a sobrevivir a la enfermedad del gusano del corazón. Los perros jóvenes y sanos no lo necesitan hasta que sean mayores.

Se sugiere su uso en una cápsula en la comida del perro (disponible en tiendas de alimentos de salud). A la mayoría de los perros no les molesta el sabor.

Boswellia. La resina del árbol Boswellia tiene muchos usos medicinales.

Reduce la inflamación y mejora la movilidad en por problemas artríticos.

Está disponible en forma de comprimidos, de nombre “Boswelya Plus”.

Eufrasia. La planta con flores Euphrasia officinalis ha sido utilizada para tratar las infecciones oculares.

Si el perro vuelve del parque con los ojos pegajosos, tratelo con Eufrasia, solo que primero  consulte al veterinario. Si este conciente, usted puede ser capaz de resolver el problema por su cuenta.

Se recomienda usarlo en Bolitas de Eufrasia por Boiron. Administrar 3 gránulos 3 veces al día, en la parte interior del labio inferior de su perro. Al igual que con Árnica (arriba), está bien si lo escupe, la curación comienza cuando los gránulos hacen contacto con la encía.

Bardana. Del género Arctium, su raíz ha sido muy apreciada por purificar la sangre, hacer rebrotar el cabello y por sus poderes para combatir el cáncer.

Se usa regularmente como preventivo, especialmente si usted tiene una raza de perro que es propenso al cáncer (como el bóxer).

Para su uso añada raíz de bardana cocido (que se encuentra en la sección de productos de tiendas naturistas y mercados asiáticos) a la alimentación de su perro, o déle un pedazo  para masticar, como una zanahoria. También puede comprar en línea bardana seca y escarparla con una cucharadita en una taza de agua caliente, dejar enfriar y verter sobre la comida de su perro.

This entry was posted in Guias de alimentación, Seguridad, emergencias and tagged . Bookmark the permalink.