10 razones para no comprar cachorros en las tiendas de mascotas

granja de cachorrosLa mayoría de los amantes de los perros saben acerca de las condiciones a menudo horribles de las fábricas de cachorros y las instalaciones de cría no reguladas de los distintos criadores de dudosa reputación. Los perros a menudo son reproducidos con mucha frecuencia, los mantienen hacinados en la miseria sin  socializar con los seres humanos, además, estos criadores no siempre se preocupan por la salud y la fuerza de la raza que a menudo da lugar a enfermedades genéticas, problemas generales de salud yrasgos de personalidad poco amables. Pero muchos de estos aficionados de perros que tienen camisetas y pegatinas que denuncian las fábricas de cachorros, no saben que la mayoría de los cachorros vendidos en tiendas de mascotas provienen de allí.

Hay algunas tiendas de mascotas que compran sus cachorros de las perreras comerciales reguladas por el Departamento de Agricultura, sin embargo, incluso estos tienden a ser poco saludables y no están socializados. Esto se debe en parte al hecho de que las perreras comerciales tienden a reproducir diferentes razas en una misma instalación, sin importarles la calidad y si la cantidad, su interés no radica en la promoción saludable de una raza determinada, sino en cuántas ventas puede conseguir. Es importante tener en cuenta antes de comprar ese lindo perrito que se ve en lasvidrieras de las tiendas de mascotas, las desventajas que puede tener.

10 razones para no comprar cachorros en tiendas de mascotas

1. Problemas de salud: Debido a que muchos de los cachorros de las tiendas de mascotas provienen de fábricas de cachorros, no son el resultado de una cuidadosa crianza y normalmente no son bien atendidos antes de llegar a la tienda. Pueden padecer de algunas enfermedades y condiciones comunes como problemas neurológicos, problemas oculares, displasia de cadera, trastornos sanguíneos y parvovirus canino.

2. Problemas de conducta: Debido a la reproducción indiscriminada, hay problemas de comportamiento que no son eliminados, también encontrará que el personal de una tienda de mascotas es probable que no tenga ningún tipo de formación en el tratamiento de problemas de conducta por lo que los cachorros siguen comportándose indebidamente lo que terminaconvirtiéndose en un hábito.

3. No socialización: En las tiendas de mascotas a menudo apartan al cachorro de su camada antes del tiempo requerido, en ocasiones con solo cuatro o cinco semanas de nacidos, cuando debe ser a las ocho semanas y los criadores más experimentados dicen que a las 10 semanas. Esta falta de tiempo para relacionarse con sus hermanos conlleva a que el cachorro no desarrolle importantes habilidades caninas. Del mismo modo, un cachorro que no ha tenido contacto conpersonasenlas tres primeras semanas de su vida naturalmente no se socializará bien con ellos.

4. La caída del estándar de la raza: En un sentido amplio, la compra de un cachorro de una tienda de mascotas está arruinando el estándar de las razas porque pude ser que los criadores anteriores no se preocuparan por este aspecto a la hora de reproducir a sus perros.

5. Falta de Información: Un miembro del personal de una tienda de mascotas no es un experto en una raza y a menudo tampoco tiene conocimientos generales de estas mascotas. La compra de un cachorro en estos lugares significa que no obtendrás la verdad sobre la raza o la ayuda que necesites sobre la conducta o cualquier duda que quieras aclarar.

6. Devolver el cachorro es ponerlo en peligro: La mayoría de las tiendas de mascotas no ofrecen ninguna garantía de devolución en caso de que quieras regresar al cachorro si tuviera algún problema. No tienden a decirles a los clientes el destino del mismo una vez devuelto, que por lo general es la eutanasia.

7. Enseñarlo a no eliminar dentro de la casa: Los cachorros de las tiendas de mascotas han pasado toda su corta vida en jaulas, por lo que no tienen la oportunidad de desarrollar el instinto natural canino de eliminar lejos de su comida y su cama, lo cual causa problemas al tratar de educarlos.

8. Lo que ves no es necesariamente lo que obtienes: Si ves lo que pareceser un Maltés en la vidriera, puedes encontrar a medida que crece, que hay un poco de Maltés en alguna parte pero sobre todo se parece a un Terrier. No hay ninguna garantía de que vas a tener un perro de raza pura si eso es lo que estás buscando.

9. Altos costo: Un cachorro de una tienda de mascotas generalmente cuesta entre $ 400 y $ 2.000. Esto es a menudo más de lo que le pagaríasa un criador de renombre que puede asegurar que lo que está vendiendo es un cachorro sano.

10. Pedigrí cuestionable: Estás pagando por unos documentos de pedigrí o del AKC al momento de comprar un cachorro en una tienda de mascotas, pero es muy probable que no sea genuino y si los documentos son auténticos, esto no significa que sea un buen ejemplar de su raza, se necesita un criador de renombre para probar eso.

¿Cuáles son nuestras opciones aparte de las tiendas de mascotas? Encontrar un criador de renombre o adoptar a un perro en un refugio local de animales deuna raza específica.

Los criadores de renombre son conocedores de la raza que representan y pueden ayudar con los problemas de comportamiento y físicos que puedan surgir más adelante. Estos criadores socializan a sus cachorros desde el principio, les enseñanbuenos rasgos y eliminan aquellos que son malos, además de que pueden mostrarle a los padres de sus cachorros y contarles su historia. Las Sociedades Humanitarias, los refugios de animales locales y los de rescates de razas son buenos lugares para buscar. Es cierto que con un cachorro rescatado no tendrá el beneficio de saber quiénes son los padres, pero todos una vez que llegan al albergue son examinados minuciosamente para determinar cualquier enfermedad o condición, entrenados y socializados desde el principio por el personal del lugar. Por otra parte, si adopta un cachorro mestizo, es probable que encuentre que está muy sano, pues en ocasiones suelen ser más saludables que los purasangres. Así que la próxima vez que veas a ese cachorro adorable en la vidriera, has una pausa y piensa en los aspectos negativos. La compra en una tienda es, en esencia, el apoyo a la horrible práctica de las fábricas de cachorros y también es casi una apuesta segura de que vas a tener una mala experiencia.

Esta entrada fue publicada en Criadores y etiquetada . Guarda el enlace permanente.