Acerca de los cachorros husky

husky siberiano cachorroCon su pelaje de aspecto nebuloso, patas de gran tamaño y la coloración de nieve, un cachorro husky puede parecer más oso que perro. Sin embargo a medida que crece, se convertirá en un perro impresionantemente delgado, fuerte y alerta. Su estructura fuerte y el instinto para el trineo, lo hace una raza excelente para entrenar.

Salud
Los huskies normalmente disfrutan de una salud robusta, con pocos problemas genéticos, aunque se recomienda mantenerlos siempre vigilados para detectar cualquier signo de enfermedad. Por ejemplo los cachorros husky son propensos a padecer de cataratas juvenil. Un perro fuerte que no responde a los estímulos visuales, como los movimientos a su alrededor, debe ser examinado por un veterinario para descartar este padecimiento, que se caracteriza por una apariencia opaca y nublada. A los seis meses de edad, el cachorro husky debe recibir su vacuna contra la rabia.

Alimentación
Una vez destetado de su madre, un cachorro husky requerirá alimentarse cuatro veces al día. A las 12 semanas, esto se debe reducir a tres veces al día. A los ocho meses, se alimentará dos veces al día durante un mes hasta que llegue a la edad adulta, en aproximadamente nueve meses. Estos cachorros, como es típico de todas las razas grandes, crecen a un ritmo más lento que las razas pequeñas, por eso se necesita un equilibrio de nutrientes que favorezca la proteína sobre la grasa.

Entorno
Un ambiente seguro y estimulante es esencial para cualquier cachorro, pero cada raza tiene diferentes requisitos. Los cachorros husky son curiosos por naturaleza y propensos por instinto a la itinerancia. Por esta razón, tu jardín debe ser seguro. Debido a sus orígenes en la Siberia, son más adecuados para un clima frío. Si vives en una zona caliente, puedes ayudar a tu cachorro a adaptarse al clima, proporcionándole acceso a la sombra.

Temperamento
El temperamento de un husky es el producto de su medio ambiente, el entrenamiento y la genética. Los rasgos que probablemente demostrará incluyen aullidos, confianza en los extraños, terquedad y agudeza para socializar con otros perros. Estos hábitos se derivan de todos los orígenes de la raza como perro de trineo y trabajo. Por lo general no están a favor de una persona sobre otra.

Entrenamiento
Siempre se debe tener en cuenta los instintos de un perro cuando se entrena. En este caso predomina el instinto para correr. Así que cuando desees realizar el entrenamiento, házlo en un área confinada sin distracciones. Además es muy probable que tire de su correa y es necesario desalentar esta conducta  desde temprana edad diciendo “no” cuando lo haga y recompensándolo con una golosina cuando se detenga.

Esta entrada fue publicada en Cachorros, De la raza. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.