Agresión entre Perros de montaña de los Pirineos que viven en el mismo hogar

perro de los pirineosEl Perro de montaña de los Pirineos es un guardián de ganado grande y poderoso. Esta raza es protectora y segura. La agresión hacia otros perros es incompatible con su personalidad natural. A pesar de esto, ciertos factores ambientales pueden provocar agresión no deseada en este gigante gentil.

Agresión territorial. Como este perro es guardián de ganado, es naturalmente desconfiado y receloso de las posibles amenazas potenciales a su rebaño. En el contexto doméstico verá a su familia como su rebaño. Si un perro nuevo, uno de la misma raza, es introducido en el hogar, el Perro de montaña de los Pirineos puede volverse protector de su territorio y su rebaño. Si la agresión es entre dos perros que han estado viviendo juntos, la madurez sexual puede ser una causa, especialmente si son dos perros machos.

Combatir la agresión territorial. Como el Perro de montaña de los Pirineos está naturalmente inclinado a proteger su territorio, cuando quieras traer un nuevo perro a tu hogar debes presentarlos en un territorio neutral como un parque. De esta manera los perros irán familiarizándose antes de ser forzados a ocupar el mismo espacio. La esterilización y castración es una solución potencial ya que las hormonas pueden causar territorialidad. Si no quieres hacer este procedimiento puedes solicitar el asesoramiento de un entrenador profesional.

Batalla por el dominio. Como animales de manada que son, los perros se esfuerzan por establecer una jerarquía social. La agresión desempeña un papel clave en los perros para ver quién se establece como líder. Las vocalizaciones y los gestos agresivos le permiten al perro dominante imponerse sin tener que recurrir a la violencia. Cuando un Perro de montaña de los Pirineos muestra agresividad no es tan obvio como en otras razas debido a que sus movimientos naturales son lentos y cautelosos.

Cómo lidiar con los problemas de dominancia. Intervenir en una batalla por el dominio puede ser contraproducente. Una vez que los perros establecen sus relaciones el comportamiento agresivo tiende a disminuir y la armonía prevalece. Monitorea el comportamiento de los perros e intervén sólo si sospechas que cualquier perro corre el riesgo de sufrir lesiones.

Protección de bienes. Pueden surgir tensiones entre dos Perros de montaña de los Pirineos por tratar de proteger sus bienes. Los perros ven los alimentos, las áreas, juguetes y en ocasiones objetos como los que utiliza para dormir como bienes que debe proteger. Un perro puede pensar que el otro intenta robar sus preciados bienes como por ejemplo, si recoge un juguete o se aproxima al plato de comida. Esto puede provocar agresión.

Hacerle frente a la agresión por los bienes. Alimenta a tus perros por separado y retira los tazones para evitar tensiones innecesarias a la hora de comer. Guarda los juguetes y utiliza las sesiones de entrenamiento para enseñarle a cada perro que los bienes son privilegios que deben ganarse. Corrige a tus perros con reprimendas verbales y distracción cuando actúen de forma protectora con algún bien.

Esta entrada fue publicada en De la raza, Socialización y agresión. Guarda el enlace permanente.