Alergia al pollo en los perros

polloLos perros pueden sufrir de alergias o su sistema inmune mostrar una respuesta anormal a ciertas sustancias extrañas llamadas alérgenos. Algunos alérgenos incluyen el polen, medicamentos e incluso alimentos. El 10 por ciento de las alergias de los perros están relacionadas con los alimentos y el pollo es un culpable muy común. ¿Podría ser tu perro alérgico al pollo?

Síntomas. El síntoma más común que tu perro mostrará por alergia a alimentos como el pollo será picazón en la piel. Puedes notar que tu mascota está lamiendo y rascándose constantemente la cabeza, el cuello, las orejas y las extremidades. El lamido excesivo y rascarse puede conducir a puntos calientes, lesiones y pérdida de cabello. Al igual que los humanos, los ojos de tu perro pueden irritarse y puede tener además, infecciones frecuentes en los oído. También puede experimentar malestar digestivo.

Cómo determinar que tiene alergia alimentaria. Debido a que muchos de los síntomas de la alergia alimentaria son similares a los de las alergias de las vías respiratorias, de contacto y de mordeduras de insectos, es importante descartar primero estas otras alergias. Afortunadamente, hay algunas pistas que pueden ayudarte a determinar si tu perro está teniendo una alergia al pollo. Las alergias alimentarias pueden ocurrir en cualquier momento del año, a diferencia de las alergias estacionales o ambientales. Los medicamentos como los antihistamínicos y los corticoides que se utilizan para tratar otros tipos de alergias no son efectivos para el tratamiento de las alergias alimentarias. Habla con el veterinario si sospechas que tu perro está sufriendo algún tipo de alergia.

Eliminación y períodos de prueba. Si el veterinario y tú sospechan que tu perro podría estar sufriendo de una alergia al pollo, es posible que te indique darle una dieta de eliminación. Lo primero será eliminar el pollo y cualquier producto que lo contenga de su dieta. Lo siguiente será elegir una fuente de proteína como el pavo o cordero que tu perro nunca antes ha comido y dárselo por un período de 12 semanas. Es importante que no le des de comer otra fuente de proteínas que no sea la antes mencionada y puedes darle un hidrato de carbono como el arroz o el mijo así como agua dulce.

Si los síntomas de tu perro desaparecen después de la dieta de eliminación, puedes volver a darle pollo, pero, si es alérgico al pollo, comenzará a presentar síntomas cuando le vuelvas a dar su dieta anterior. Sin embargo, si no muestra ninguna mejora después de las 12 semanas, tendrás que repetir el proceso introduciendo un ingrediente alimentario que nunca antes haya comido.

Cambios en la dieta. Una vez que hayas confirmado que tu perro es alérgico al pollo, debes hacer los cambios que sean necesarios en su dieta. Dale de comer alimentos que tolera bien durante los períodos de eliminación y de prueba manteniéndolo alejado de aquellos alimentos que le hacen daño. Hay muchas personas que desconocen que con el tiempo, los perros tienden a ser alérgicos a los alimentos que consumen de forma regular. Por lo tanto, es recomendable que varíes su dieta cada dos o tres meses para evitar de este modo que desarrolle una alergia alimentaria. También puedes optar por alimentarlo con un alimento comercial elaborado especialmente para perros hipoalergénicos que no contienen aditivos, aromas artificiales ni colorantes. Por último, puede preparar comidas caseras para que puedas saber con precisión qué es lo que está comiendo tu perro. Sin embargo, es importante que consultes con el veterinario o un especialista en nutrición de mascotas antes de preparar la comida de tu perro para que puedas darle una dieta balanceada y saludable.

libro

¿Te diviertes con tu perro? ... descarga gratuitamente nuestro ebook: "20 trucos para perros" y multiplica esa diverción por veinte.

¿Qué estás esperando?... ¡ES GRATIS!

Esta entrada fue publicada en Problemas de salud, Venenos y peligros y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.