Cachorros de Beagle recién nacidos

cara de beagleCuando una Beagle da a luz a una camada de cachorros, estas pequeñas y adorables mascotas pesan solo unas onzas. Los cachorros recién nacidos requieren de cuidados especiales y conocimientos por parte de su dueño para que puede brindarle a cada uno la atención indicada.

El nacimiento de cachorros de Beagles. Cuando una Beagle se prepara para dar a luz debes tener un número de elementos útiles que pueden ayudarle en el parto: un termómetro, bolas de algodón, un montón de toallas, una pequeña caja de calentamiento, una almohadilla térmica, ropa de cama y una bolsa de basura grande, todo esto para empezar. Una vez que la madre comienza a dar a luz debes tener una pequeña caja con una almohadilla térmica en temperatura baja y varias capas de toallas. Una vez que comience el parto el Beagle recién nacido debe ser colocado en la pequeña caja si la madre lo permite, una vez que las contracciones vuelvan comienza a disminuir la atención hacia el cachorro y si el que ya salió está lejos tu también podrás concentrarte en el siguiente. Limpia cada cachorro como lo haría la madre justo después del nacimiento. Cuando estén todos los cachorros debes dárselos inmediatamente a la madre para que los amamante. Ten en cuenta que los cachorros nacen sin dientes, sin audición, con los ojos cerrados y sin poder caminar. Debes mantenerlos cerca de la madre y limitar tu interacción con ellos por tiempo prolongado a menos que ella los rechace.

Complicaciones durante el parto. Los propietarios y criadores generalmente no tienen que hacer mucho cuando una Beagle pare una camada de cachorros; la madre a menudo cuida bien a los recién nacidos. A pesar de esto pueden surgir problemas que hacen necesaria la intervención del dueño. En ocasiones la madre puede confundirse o asustarse al ver a los cachorros y puede abandonarlos sobre todo las primerizas. Una Beagle puede tener muchos cachorros en una sola camada y ser incapaz de cuidarlos a todos, en tal caso, el propietario debe alimentar a los cachorros abandonados. Otros problemas potenciales incluyen la muerte de los cachorros, la muerte de la madre, la mastitis y poca leche materna.

Cuidados después del parto. Una madre generalmente mantendrá sus cachorros recién nacidos cálidos y alimentados. No obstante, tendrás que ayudarla. Coloca una almohadilla térmica en la mitad de la caja y pon a los cachorros baja la manta para ayudar a mantener su temperatura corporal, deja una parte a una temperatura de 75 grados para que puedan refrescarse. Pesa cada cachorro al nacer y apúntalo; controlar el peso y crecimiento de cada Beagle es fundamental.

Como alimentar cachorros desnutridos. Cuando un cachorro no está recibiendo suficiente leche debes darle un sustituto de leche canina. Llena un biberón con la cantidad recomendada de sustituto de leche específica para cada perro. Sostén al cachorro poniéndolo en una posición horizontal, esta es la posición natural que debe tener durante la lactancia y le ayudará a evitar la asfixia, luego inserta suavemente la boquilla del biberón en la boca del cachorro, muévelo un poco para que suelte unas gotas de leche. El cachorro aspirará del biberón el sustituto de leche materna. El cachorro va a necesitar una cantidad determinada de sustituto de leche cada dos horas, incluso durante toda la noche. Esto es crucial para su salud y supervivencia. Cuando tenga alrededor de 4 semanas de edad puedes empezar cambiar la leche por un alimento mojado y luego uno seco.

Compromiso con la madre y los hermanos. Una vez que los cachorros tienen 4 semanas de edad ya pueden escuchar, ver y caminar. Como los Beagles son juguetones y curiosos empiezan a sobresalir. Este es el momento en que puedes permitirles jugar entre ellos. Durante el juego los cachorros aprenden a defenderse y a conocer sus límites. Puedes fomentar el amor natural que tienen los Beagles por la exploración ampliando la caja de parto o creando un espacio extra como una sala de juegos para la camada de cachorros. Una vez que alcancen las 8 semanas de edad puedes separarlos de su madre.

This entry was posted in De la raza, Salud y cuidados. Bookmark the permalink.