Cómo cuidar a un Bóxer y un Bulldog

cara de boxerxerEl Bóxer y el Bulldog tienen ciertas cosas en común, ambos son razas braquicéfalas. También tienen arrugas y por esto requieren de un cuidado especial en la piel. A pesar de sus evidentes similitudes no puedes cuidarlos de la misma forma porque tienen algunos requisitos y características diferentes.

Alimentación. ¿Sabes que es importante alimentar a tus perros con una comida para perros de alta calidad? Esto en el Bulldog es particularmente importante para cuidar su peso. La obesidad es común en la raza ya que no son perros muy activos. Tal vez quieras darle a tu Bulldog una comida baja en calorías mientras que a tu Bóxer debes darle un alimento diseñado para perros activos. El veterinario puede recomendarte marcas específicas, el tipo de alimento y cantidades adecuadas de este.

Ejercicio. Tal vez necesites llevar a tus perros de forma independiente a dar caminatas o realizar un corto paseo con ambos seguido por uno más largo solo para el Bóxer. Los Bulldogs no están hechos para hacer ejercicio. Un viaje alrededor de la manzana una o dos veces al día debe ser suficiente. Ponle una correa con un arnés en lugar de un collar a ambas razas para que no les dañes la tráquea. El Bóxer podría ser una patata de sofá pero necesita mucho ejercicio. Deja a tu Bulldog en la casa si quieres dar largos paseos por el parque o ir a correr con tu perro Bóxer. También puedes entrenar a este último para que participe en agilidad y otros deportes caninos que no son convenientes para un Bulldog.

Arrugas. Ambas razas requieren de una limpieza regular en las arrugas o de lo contrario las bacterias atrapadas en estas pueden causar infecciones de la piel y dañar a tus perros. Sumerge una bola de algodón en peróxido de hidrógeno cuando limpies las arrugas. Abre suavemente cada pliegue de la piel y limpia a fondo en su interior. Luego debes pulverizar ligeramente con maicena o talco para bebés el interior de las arrugas. Es posible que tu Bulldog necesite que limpies diariamente sus arrugas mientras que tu Bóxer puede requerirlo solo una vez a la semana. Todo está en dependencia de las características propias de cada perro.

Aseo. Además del cuidado de las arrugas el aseo de ambas razas es simple. Puesto que ambos perros tienen el pelo corto, un buen cepillado un par de veces a la semana ayudará a eliminar los pelos muertos y a mantenerlos con una buena apariencia. Al ser ambas razas propensas a enfermedades de la piel debes bañarlas solo cuando sea necesario, como cuando están visiblemente sucios. Los baños frecuentes resecarán la piel y agravarán los problemas de esta en ambos perros.

Clima cálido. Si vives en un clima cálido o cuando hay altas temperaturas, tus dos perros pueden experimentar problemas respiratorios debido a la forma de su cabeza. Las razas braquicéfalas generalmente tienen pequeños orificios nasales, paladar blando alargado y la tráquea subdesarrollada. Lo que significa que estar en lugares con aire acondicionado es imprescindible en los días calurosos y húmedos. Llévalos a pasear temprano en la mañana o tarde en la noche cuando el clima esté más fresco.

This entry was posted in Cuidados e higiene, De la raza, Socialización y agresión. Bookmark the permalink.