Cómo enseñar a un perro a nadar

Que no todos los perros sepan nadar puede tener la apariencia de un hecho sorprendente en vista de que uno de los estilos más famosos de la natación popular – el estilo perrito – lleva el nombre de este animal. Ciertos grupos de perros son nadadores naturales, mientras que otros deben permanecer fuera del agua antes de tomar algunas lecciones o adiestramiento. Spaniels, Setters, Retrievers y Poodles son algunos de los perros que nacen listos para el agua. Bulldogs, Pugs, Boston Terriers y Galgos, necesitan algunas lecciones para adiestrarlos.

perro-nadandoInstrucciones

Sacar al perro a una zona donde no haya mucho ruido. Esto podría ser una tranquila piscina o en la parte menos profunda de un lago. Los perros tienen dificultad para concentrarse o pueden ponerse nerviosos si hay ruido y actividad cercana.

Coloca el chaleco salvavidas en el perro. Si bien no es obligatorio, permite que el ayudante quite las manos del perro durante las clases sin temor a que se ahogue, también evita el ahogamiento accidental en lecciones posteriores si el perro está en el agua nadando sin el ayudante cerca de él.

Introdúzcalo en una piscina o un lago poco profundo. Si el perro está aprendiendo a nadar en la piscina, en primer lugar enséñale la entrada a esta, a continuación ponlo en la piscina, en el mismo lugar y ayúdalo a caminar por las escaleras si las hay.

Mantén al perro en la zona intermedia donde pueda remar con las cuatro patas, asegúrate de que él no sólo usa sus dos patas delanteras, de lo contrario se hundirá, debe tener un aspecto como si corriera, su parte trasera debe extenderse hacia abajo y el cuello debe apuntar hacia arriba. Usar la comida como recompensa puede ayudar a conseguir esta posición.

Continúa el adiestramiento por otros 10 minutos. Utiliza recompensas para mostrar un buen comportamiento y hable con una voz alegre y positiva.

Muestra al perro como salir de la piscina o un lago poco profundo. Esto es especialmente importante en la piscina ya que salir usando las escaleras o una rampa puede ser la forma más fácil para salir. Pasa tiempo reforzando el proceso de salida.

Lava al perro con champú después de las clases de natación. Seca los oídos y los ojos para evitar la irritación causada por el cloro.

This entry was posted in Entrenamiento, Preguntas frecuentes and tagged . Bookmark the permalink.