Como entrenar a un cachorro de Jack Russell terrier para que haga sus necesidades

image1Alabar a un Jack Russell terrier durante el entrenamiento para que haga sus necesidades cuando quiere y en el lugar correcto es muy beneficioso. A medida que vas conociendo el lenguaje corporal de tu cachorro sabrás cuando tiene que ir. Usa almohadillas de entrenamiento para cachorros para minimizar los accidentes.

Elementos que necesitas

• Almohadillas de entrenamiento para cachorros (opcional).

• Jaula para perro.

• Cama para perros.

• Limpiador enzimático

 

Paso 1. Establece un horario para las visitas al baño de tu Jack Russell terrier y se consistente. Si normalmente te levantas a las 6 y paseas a tu cachorro a las 6:05, debes hacer de esto un hábito, incluso los fines de semana. Del mismo modo debes programar descansos para que haga sus necesidades todos los días a la misma hora. Es recomendable darle oportunidad para que haga sus necesidades después de cada comida, las siestas y las largas sesiones de juego.

Paso 2. Observa a tu cachorro para ver si muestra signos de comportamiento de “querer ir”. Cuando la cola de un Jack Russell terrier se queda rígida señalando hacia abajo, es una señal de que está a punto de hacer algo. Del mismo modo cuando está en cuclillas en “posición de hacer pis” es otra pista. Cuando veas estos signos debes coger inmediatamente a tu mascota y sacarlo al aire libre o ponerlo encima de una almohadilla de entrenamiento para cachorro. Coloca a tu cachorro en la hierba o en la almohadilla. Un Jack Russell terrier aprende bien si se le da un área para que haga sus necesidades, así que designa un lugar dentro de la casa para poner las almohadillas o en el exterior para que lo lleves.

Paso 3. Recompensa a tu Jack Russell terrier para que haga sus necesidades alabándolo mientras lo está haciendo. A tu Jack Russell terrier le gustará que lo alabes, así que no pierdas esta oportunidad para reforzar su buen comportamiento.

Paso 4. Coloca a tu cachorro de Jack Russell terrier en una jaula cómoda cuando tengas que dejarlo en la casa sin vigilancia. Esto no sólo ayudará a mantenerlo en un único lugar sino que también permitirá que tu casa esté limpia. A los perros no les gusta ensuciar el lugar en el que están, por lo que el uso de la jaula reduce al mínimo la probabilidad de accidentes y ayuda en el entrenamiento. A pesar de esto no debes dejarlo en la jaula por mucho tiempo. Cuando tenga ganas no le quedará otro remedio que hacerlo y si descuidas sus necesidades estarás trabajando en contra de la formación que estás tratando de lograr.

Paso 5. Evita castigar a tu cachorro de Jack Russell terrier si lo capturas orinando dentro de la casa. En su lugar debes cargarlo, decirle rápidamente “No” y llevarlo de inmediato hasta la almohadilla de entrenamiento o al exterior. Debes mantener la calma porque los cachorros pueden reaccionar de forma negativa a los regaños.

Paso 6. Se consistente en la formación. En ocasiones puede parecer que tu Jack Russell terrier no aprende, pero con el tiempo lo hará. La coherencia y atención a sus necesidades son claves durante el entrenamiento de tu cachorro, por lo que debes seguir llevándolo al exterior, a dar caminatas regulares y ponerlo en la jaula cuando no puedas atenderlo.

Paso 7. Limpia los accidentes rápidamente con un limpiador enzimático que elimina el olor de los desechos de las mascotas. Si un determinado lugar de la casa huele a la orina de tu cachorro, este va a verse tentado a orinar nuevamente en ese sitio.

Consejo. Cuando un Jack Russell terrier es muy joven puede ser que tengas que levantarte por la noche porque quiere orinar. Si tu cachorro llora, se queja o actúa inquieto, está tratando de decirte que tiene ganas de hacer sus necesidades y si quieres realmente que aprenda debes hacerle caso y atenderlo.

Esta entrada fue publicada en De la raza, Entrenamiento. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.