Cómo entrenar al perro para que se quede quieto

Enseñar al perro a estar “quieto” supone las mismas técnicas de refuerzo positivo que todo el entrenamiento de forma general. Hay que asegurarse de que entiende la orden para una “liberación” y sepa cuándo está bien para pasar a la posición de “quieto”.

  • entrenamientoHay que asegurarse de que el perro entiende un comando de liberación como “libre” o “bien”, antes de enseñar este comando.
  •  Hacer que el perro se siente o se acueste en frente de uno. (Ver shows relacionados con “Entrenar a tu perro para que se siente” y “Entrenar a tu perro para que se acueste.”)
  •  Colocar la mano con la palma abierta delante de la nariz del perro y dar la orden de “quieto”.
  •  Decir “bueno” en el momento exacto en que el perro exhibe el comportamiento que se desea.
  •  Dar el comando de liberación inmediatamente después (de 1 a 2 segundos) seguido de golosinas y elogios sin límites.
  •  Premiar a la mascota incluso si sólo ha estado “quieto” durante 1 segundo y siempre ofrecerle recompensas por las indicaciones más leves de entendimiento.
  •  Aumentar la cantidad de tiempo para que permanezca en la posición de quieto de manera gradual.
  •  Recordar que se debe dar la orden de liberación después de cada posición de “quieto” a medida que aumenta el tiempo en que permanece de esta forma.
  •  Evitar entrar en otra habitación hasta que el perro entiende perfectamente el comando.
  •  Capacitar en sesiones de 5 minutos.

Consejos y advertencias

•   Dar la orden de liberación de la posición de quieto  después de 1 minuto como máximo. Se puede tener el perro en posición sentado por períodos más largos de tiempo pero debe ser poco a poco.

Esta entrada fue publicada en Entrenamiento, Entrenamiento, Preguntas frecuentes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.