Cómo limpiar 7 de los peores líos provocados por perros

Aún estamos por conocer al perro que pueda limpiar su propio churre, ese trabajo recae en los seres humanos. Aquí está cómo lograr que se haga rápido y fácil.

Cómo limpiar 7 de los peores líos provocados por perrosNo importa qué tan inteligente es tu perro, no puedes entrenarlo para limpiar su caca, o aspirar la alfombra para quitar los rastros de su cabello. A pesar de que las necesidades de limpieza para los distintos perros son diferentes, algunos líos realmente se destacan. Aquí hay algunas maneras rápidas y eficaces para hacerles frente.

  1.  Diarrea y otros líquidos. Si la limpieza del patio siempre consistiera en “líos” sólidos, no sería una tarea difícil. Pero si tu perro tiene un problema estomacal y se encuentra con diarrea, deberás ser creativo para conseguir limpiarlo todo. El aserrín te ayudará a crear una masa solida para facilitar la recogida.
  2. Pelo de perros. Amamos a nuestras mascotas, pero hay que admitir que tener sus pelos por doquier es molesto. La mejor manera de atacar los problemas de pelo de un perro es pasando la aspiradora. Pero antes, pase un paño húmedo, un rodillo o cinta adhesiva sobre los muebles. A continuación, utilice un cepillo para cepillar la alfombra, limpie su casa de los pelos de su mascota con frecuencia. Y no se olvide cepillar a Fido o Fluffy (en el  exterior si es posible) con un cepillo eficaz.
  3. Manchas de orina en la alfombra. Estas manchas tienen la propiedad de parecer que desaparecen, para reaparecer con un fuerte olor en el futuro. Pueden ser casi imposibles de eliminar, pero debemos intentarlo. Comience con partes iguales de vinagre y agua y deje reposar durante media hora, más o menos. El ácido en el vinagre ayuda a neutralizar el olor. A continuación, espolvoree un poco de bicarbonato de soda sobre la mancha y pase la aspiradora. Algún producto profesional, hecho específicamente para las manchas de orina, es una buena idea también.
  4. Accidentes dentro de la casa. Incluso la mascota más entrenada puede tener un “accidente” interior, tal vez porque se quedó solo demasiado tiempo, o ha tenido un cambio en su dieta. Puede ser difícil de removerlo todo con facilidad, y el residuo debe ser tratado, incluso no puedes verlo. La mejor manera de empezar es ponerse guantes de goma, una bolsa de plástico y recoger lo que pueda. Si está en una manta, tirela en la lavadora, con un ciclo de agua caliente con un poco de lejía. Si está en la alfombra, utilice un limpiador de alfombras o simplemente un plato de jabón  mezclado con agua y una esponja, que se pueda tirar. Si está en la madera o baldosa, limpie con vinagre y agua.Para todas las superficies, un desinfectante en aerosol, tal como una solución de partes iguales de vinagre y alcohol puede servir.
  5. Sangre. No nos gusta pensar en ello, pero las gotas de sangre en el piso o los muebles pueden ser algo común cuando tenemos animales domésticos. Lo primero que debes hacer si ves algo de sangre es revisar a su mascota, y ver de dónde viene. Si se trata de una herida pequeña, se puede tratar en casa con peróxido y neosporin, una herida más grande significa un viaje al veterinario. Una vez Fido o Fluffy es atendido, limpie el lío absorbiendo la sangre de los tejidos y suelos utilizando una pasta de maicena o harina de maíz, deje actuar durante unos 15 minutos, luego aplique vinagre concentrado, y después soda. Si tienes problemas para quitar una mancha, considere usar un producto comercial con enzimas.
  6. Barro. En un escenario familiar, ha estado limpiando la casa mientras su esposo o los niños y el perro dieron caminata, sólo para que todos vengan corriendo a la hora del almuerzo embarrados con una sustancia de color marrón oscuro. Solo toma echarle un vistazo a Fido y verlo entrar para comenzar a temblar y gritar: “¡No!” Pero, por supuesto, ya es demasiado tarde, y el piso y las paredes limpias están cubiertos de barro. Usando simplemente un trapeador en el piso difundirá el barro, por lo que resulta mejor agarrar los trozos de lodo con toallas de papel, que puedes luego lanzar en el lavado. Use movimientos hacia abajo en las paredes y en el suelo cambie de toallas a menudo. Y no caiga en la tentación de sacar el barro de la alfombra de inmediato,  es mejor dejarlo que se seque y luego aspirarlo.
  7. Babeo. Algunos dueños de mascotas tienen perros delicados y que rara vez babean. Otros tienen perros cuya espesa saliva se derrama sobre todas las cosas. Esta baba puede ser difícil de quitar, y su primera línea de ataque debe ser mantener toallas a mano alrededor de la casa, para limpiar la cascada antes de que toque el suelo. Pero no se puede pasar todo el día atrás de su perro. Por lo tanto, ármese con un buen limpiador no tóxico y una esponja y limpie las paredes y el suelo una vez por semana o menos.
This entry was posted in Los perros y la limpieza. Bookmark the permalink.