Consejos para el cuidado de las patas del perro durante el invierno

perro frioEl invierno puede ser un momento difícil para las patas de su perro. Prevenir las lesiones relacionadas con los cojines de las patas es muy importante para el cuidado del animal. A continuación algunos consejos:

Cómo prevenir las lesiones en los cojines de las patas. Una de las mayores amenazas para los cojines de la pata es la sal usada para derretir el hielo en las calzadas, calles y aceras. El contacto prolongado con anticongelantes puede provocar quemaduras químicas en las patas del perro. Si su perro está cojeando hacia el final de un paseo, es que los productos de deshielo pueden haber lastimado sus patas. Siempre que sea posible, lleve a su perro para caminar sobre la hierba o la nieve. Otra amenaza es la ingestión de anticongelantes. Los perros pueden lamer sus patas o sus botas e ingerir sales de deshielo. Para evitar que su perro ingiera sales de deshielo, mantenga un recipiente poco profundo con agua tibia y un paño cerca de la entrada a su casa para que pueda limpiar sus botas y las patas de su perro cuando vengan del frío.

Otra causa común de dolor en las patas durante los fríos meses de invierno son las bolas de hielo que se forman entre las almohadillas y los dedos peludos. Para reducir el riesgo de las bolas de hielo, mantenga el pelo recortado de forma corta durante los meses de invierno. No sólo los pies peludos pueden contribuir al desarrollo de las bolas de hielo en las patas, también pueden retener una gran cantidad de las sales de deshielo desagradables. Si su perro tiene patas peludas, se deben cortar durante todo el invierno.
Los perros dejados en el frío durante largos períodos de tiempo también están en riesgo de sufrir congelamiento en las patas (y otras extremidades – orejas, cola, etc.) e hipotermia. No se recomienda que los perros pasen horas en el frío. En invierno, paseos cortos más frecuentes son mejores para su perro a dar un largo paseo único. Si usted sospecha que su perro tiene hipotermia o congelación, debe llevarlo a un veterinario de inmediato.

Además, al igual que el aire seco del invierno puede secar la piel humana, también  puede contribuir a la sequedad y agrietamiento de las patas del perro. El Bálsamo de Bolsa, producto disponible en casi todas las farmacias, aplicando una de capa delgada diara  o cada dos días debería ayudar a mantener a las patas de su perro libres de grietas y sangrado. El mantenimiento de un humidificador en la casa también debe prevenir la piel seca y con comezón, tanto para usted y como para su mascota.

Productos para la protección de las patas del perro. Hay muchos productos en el mercado diseñados para proteger las almohadillas de las patas de su perro durante los meses de invierno como botines y ceras protectoras.

La  Secret Musher es una de las ceras para pata más populares. Se aplica a los cojines de los pies antes de dar un paseo, formando una barrera protectora entre la pata y la acera o pavimento salado. La cera se desgasta después de un ejercicio prolongado, y debe volver a aplicarla antes de cada paseo.

La mejor protección para las patas de su perro y las almohadillas son botines para perro. Al igual que con botas usted en el invierno protege sus pies, los botines para perro evitarán lesiones a las patas de su perro. Las protegen de la sal, las bolas de hielo, y artículos afilados que pueden estar ocultos bajo el hielo o nieve y cortas los cojines de las patas.

El tamaño adecuado de los botines del perro es especialmente importante para garantizar que sean cómodos  y maximizar la protección de la pata.
Muttluks y Ruffwear son dos proveedores populares de botines para perro.

Los botines perro pueden parecer una tontería, pero realmente son la mejor protección para su perro. Los trajes de los hombres para la nieve pueden parecer tontos también, pero ¿no lo son lo mejor para mantener a los niños en trineo calientes? Al igual que su hijo no quiere usar un traje para la nieve, su perro no querrá inicialmente usar botines. Con un poco de tiempo y paciencia, usted puede entrenar a su perro para que les encante usar botas.

Enseñarle a su perro a estar cómodo con que le manipulen sus patas es esencial antes de siquiera tratar de aplicarle las botas. Cuando su perro esté cómodo con sus patas manipuladas, podrá comenzar a introducirle las botas de una en una, y por periodos muy cortos de tiempo. Use golosinas deliciosas cuando el perro tenga las botas puestas, para enseñarle que no es nada de qué preocuparse – de hecho, las botas en las patas hacen que cosas realmente buenas suceden. Una vez que él esté bien con un botín en cada pata individualmente, coloque dos botas en combinaciones aleatorias. A continuación, introduzca las cuatro botas, y le permitirá practicar caminando alrededor de la casa. Una vez que se sienta cómodo en la casa, póngalo a caminar alrededor del patio trasero y delantero. En este punto, su perro se dará cuenta de que “estas botas están hechas para caminar”. Así que a abrigarse, los dos, y a salir en la nieve por un poco de ejercicio seguro invernal.

libro¿Te diviertes con tu perro?... descarga gratuitamente nuestro ebook: "20 trucos para perros" y multiplica esa diverción por veinte. ¿Qué estás esperando?... ¡ES GRATIS!
Esta entrada fue publicada en Seguridad, emergencias. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.