Criptorquidia en el Chihuahua

chihuahua venadoAunque la criptorquidia o descenso incompleto de uno o ambos testículos puede ocurrirle a cualquier perro macho, ciertas razas son particularmente propensas a este problema. Se han realizado investigaciones para estudiar la genética de la criptorquidia en los perros y se ha comprobado que afecta mucho al Chihuahua.

Testículos retenidos. La criptorquidia es bastante común en el Chihuahua, siendo una de las condiciones principales que afecta a los cachorros menores de un año. Las tasas de criptorquidia en el Chihuahua son de un 10 a un 15 por ciento. Normalmente los testículos de tu Chihuahua deberían descender hacia el escroto cuando tenga 2 meses de edad. Si uno o ambos testículos no están en su lugar cuando tenga 6 meses, es casi seguro que tiene criptorquidia. La mayoría de las veces es el testículo derecho el que no desciende. El estándar del American Kennel Club descalifica a los perros afectados para participar en las exhibiciones; estos perros no deben ser reproducidos ya que este trastorno es hereditario.

Ubicación. El testículo retenido de tu Chihuahua podría permanecer en su abdomen o en el canal inguinal entre el escroto y el abdomen. Si está en este último, podrías ser capaz de ver el testículo retenido como un pequeño bulto entre el pene y el escroto. El veterinario puede palpar un testículo en el canal inguinal pero necesitará un ultrasonido para localizar el testículo que se encuentra en el abdomen.

Cirugía. La cirugía para la criptorquidia es mucho más complicada que la castración ordinaria, aunque se eliminará el testículo por los métodos convencionales. Para eliminar el testículo retenido se necesita una cirugía abdominal que requiere un período promedio de dos semanas de recuperación. Una opción es encontrar a un veterinario que pueda realizar una cirugía laparoscópica, en la cual un instrumento con una pequeña cámara entra en el abdomen a través de una pequeña incisión por la cual se saca el testículo que se encuentra en el abdomen. El procedimiento es mucho más fácil para el paciente. No importa si la cirugía de tu Chihuahua es convencional o laparoscópica, tendrá que usar un collar isabelino durante al menos una semana para impedir que se lama o muerda la incisión.

Retention Risks. There’s no upside in not removing a retained testicle, other than the small risk relating to any surgical procedure. If you only have the descended testicle removed, your dog is still interested in mating even though he is sterile. If your Chi’s undescended testicle remains in place, he’s at high risk for developing cancer. According to the PetMD website, the risk of testicular cancer is 10 times higher in cryptorchid dogs than in normal intact male canines. Your Chi could also suffer from testicular torsion, which occurs when veins taking blood out of the testicle are blocked, but the artery sending blood continues to do so. The result is extreme pain, as the testicle swells and twists inside the dog. Emergency surgery is necessary to save the animal.

Riesgos de retención. No hay ninguna ventaja en no retirar un testículo retenido, aparte del pequeño riesgo relativo que tiene cualquier procedimiento quirúrgico. Si sólo quieres eliminar el testículo, tu perro todavía estará interesado en aparearse aunque es estéril. Si el testículo retenido de tu Chihuahua permanece en su lugar tendrá un alto riesgo de desarrollar cáncer. El riesgo de cáncer testicular es 10 veces mayor en el perro con criptorquidia que en los otros. Tu Chihuahua también podría sufrir de torsión testicular, que se produce cuando las venas que expulsan la sangre del testículo se bloquean pero la arteria continúa enviando sangre. El resultado es un dolor extremo ya que al inflamarse los testículos estos se tuercen dentro del perro en cuyo caso necesitará una cirugía de emergencia para salvar su vida.

This entry was posted in De la raza, Problemas de salud. Bookmark the permalink.