¿Cuánto ejercicio necesita un shi tzu?

cara shih tzuSi lo que estás buscando es un perro pequeño y que solo requiera ejercicio moderado, el shi tzu se ajusta a estas necesidades. Criado únicamente como un perro de compañía, amistoso, de naturaleza afectuosa, este perro es una buena opción para la vida en apartamentos.

Historia
Si bien el origen del shi tzu aun se discute, las pruebas de ADN muestran que la raza es antigua. En el arte de la dinastía Tang, en el siglo séptimo, se representan perros chinos que parecen ser de la raza shi tzu. Se conoce que han sido populares entre los miembros de la realeza de la dinastía Ming, de 1368-1644. Este canino, también conocido como perro león debido a su aspecto, es uno de los perros sagrados tibetanos. Después de que la raza quedara casi extinta, en Gran Bretaña en la década de 1930 comenzó un programa de cría para aumentar los números de su población.

Allanamiento de morada
Aunque el shi tzu no requiere mucho ejercicio, es una raza muy difícil de educar. Eso no quiere decir que no se pueda hacer, solo que puede tomar más tiempo que con otras razas. Simplemente sea paciente y constante. Llévalo a pasear para comenzar su entrenamiento y lograr que aprenda a dejar sus deposiciones en el exterior de la casa. Cuando se orine o defeque al aire libre durante una de estas caminatas, alábalo hasta más no poder. Quizás no aprenda desde el principio, pero con el tiempo se irá haciendo una idea. De ser posible, durante un tiempo sácalo a pasear cada pocas horas y utiliza un término especial como  “Vamos a ir al baño”. De esta forma irá asociando el exterior con la oportunidad para hacerlo.

Entrenamiento
Incorpora el entrenamiento a la rutina de ejercicios con tu cachorro. Una vez que visites al veterinario, aprovecha para pasear con él y aclimatarlo a un mundo más amplio. Es posible que desees invertir en algunas clases de obediencia, que no lo estresen, pero que lo entrenen y le enseñen lo básico, no solo a él, a ti también.

Consejos
Cada vez que estás ejercitando o socializando a tu cachorro, lo estás enseñando porque él te ve como un guía. Entonces le puedes enseñar cosas mal sin darte cuenta. He aquí un ejemplo: Un cachorro suelto no viene cuando su dueño lo llama, al rato cuando regresa, el dueño le grita por no venir inmediatamente. ¿Qué crees que aprendió el cachorro? Aprendió que llegar a donde está su dueño equivale a ser castigado. La próxima vez que se suelte, estará más reacio a venir cuando se le llame. Al entrenar a un cachorro, hay que tener en cuenta el punto de vista del perro.

libro

¿Te diviertes con tu perro? ... descarga gratuitamente nuestro ebook: "20 trucos para perros" y multiplica esa diverción por veinte.

¿Qué estás esperando?... ¡ES GRATIS!

Esta entrada fue publicada en De la raza, Preguntas frecuentes. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.