Datos curiosos sobre el Pinscher austriaco

El Pinscher austriaco fue criado como perro de granja y actualmente se ha ganado un lugar importante en los hogares y corazones de las personas. Su naturaleza cariñosa, inteligente y protectora lo convierte en un compañero querido. Esta raza es por naturaleza una controladora natural de sabandijas; con un Pinscher austriaco a tu lado nunca más tendrás topos en el jardín.

Control de plagas. Siempre y cuando tengas a un Pinscher austriaco alrededor, no necesitarás preocuparte por las ratas, los ratones y otras plagas que entran a hurtadillas en la casa o de la bulla por poner trampas en el patio. Estos perros no sólo disfrutan de detectar, perseguir y atrapar presas, sino que también excavan las madrigueras para llegar a las molestas criaturas que acechan en el interior. El control de plagas se encuentra entre sus deberes como perro de granja, por lo que la necesidad de mantener su territorio libre de plagas está en sus genes.

Protector obsesivo. Otra de las tareas del Pinscher austriaco como perro de granja era vigilar su territorio y como animal de compañía conserva este instinto. Este perro te hace saber cuándo hay intrusos, ya sean humanos o animales, ladrando fuertemente. Hay algunos que necesitan ser entrenados para que no muerdan a los extraños que entran en su territorio, mientras que otros mantienen un ojo en lo que consideran sospechoso hasta que les digan que todo está bien.

Valores familiares. El Pinscher austriaco adora a su familia. Después de las presentaciones adecuadas, a menudo dan una cálida bienvenida a sus amigos, incluyendo a los niños. Por lo general se llevan bien con otros animales domésticos, siempre y cuando dejes que los animales se familiaricen bajo una cuidadosa supervisión y a su propio ritmo.

Trabajador calificado. Inteligente y activo, el Pinscher austriaco capta fácilmente los comandos. Se desarrollan bien en clases de obediencia, tienen éxito en los retos de agilidad y disfrutan aprendiendo nuevos trucos y tareas. Por la capacidad de enfoque que tiene a menudo le va bien en las competencias.

Perro de bajo mantenimiento. Como tiene un corto pelaje no necesita de mucho cuidado. Estos perros fueron llamados oficialmente Pinscher austríaco de pelo corto hasta el año 2000, pero además del nombre, nada más ha cambiado en la raza. La mayor parte del tiempo puedes quitarle el pelo suelto y otros residuos con un simple cepillado. Es posible que tengas que bañarlo pero muy rara vez.

Nacido para correr. El Pinscher austriaco prospera cuando tiene un gran patio o campo en el que pueda correr durante horas. Incluso con mucho ejercicio, no está bien en apartamentos, pisos u otros espacios pequeños. Si tienes un pequeño patio, toma a tu Pinscher austriaco y llévalo fuera para que al menos camine por un largo rato. Cuando esté cansado y feliz puedes llevarlo a la casa para que pase un rato contigo y tu pareja, donde va a deleitarse como miembro de la familia.

Esta entrada fue publicada en De la raza. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.