Diferencias entre el Bulldog americano y el Staffordshire terrier

pitbullEl Bulldog americano y el Staffordshire terrier tienen aspecto similar, pero como mascotas se adaptan a muy diferentes tipos de personas. Sin embargo ambos son valientes y les encanta estar rodeados de personas. Sus antepasados comunes están extintos pero tienen una variedad del Bulldog inglés y de razas terrier de quienes heredaron su entusiasmo por la vida familiar.

Tallas. El Staffordshire terrier es considerablemente más pequeño que el Bulldog americano. Los Staffordshire terrier machos crecen como promedio hasta 19 pulgadas de alto y las hembras hasta 17. Los Bulldog americano machos pueden crecer hasta 27 pulgadas de alto y las hembras logran crecer hasta 25. Debido a su tamaño, el Bulldog americano requiere más alimento que el Staffordshire terrier. Un cachorro de esta raza requiere una dieta rica en proteínas en esta etapa debido a su rápido crecimiento. Al igual que el crecimiento físico, el desarrollo mental es una diferencia clave. El Bulldog americano tiene una madurez más tardía, lo que significa que pasa más tiempo en la etapa de cachorro.

Cabeza. Ambas razas tienen una cabeza redonda con una fuerte mandíbula. Este es un rasgo físico común de todos los perros que comparten antepasados con los Bulldogs ingleses originales. Sin embargo, el Staffordshire terrier tiene los músculos de la cara más pronunciados que el Bulldog americano. El Bulldog americano tiene fuertes músculos en la cara porque sus antepasados eran razas de hostigamiento. Tiene los ojos más redondos que el Staffordshire terrier quien tiene distintivos ojos almendrados. Las orejas son también una importante distinción física. Las del Bulldog americano son más grandes y se arquean de forma natural hacia adelante, mientras que el Staffordshire terrier tiene pequeñas orejas erectas. Ambas razas comparten una expresión alerta, confiada, aunque el Bulldog americano es un poco más “bufón”. Su rostro es más expresivo, sobre todo cuando pliega las orejas hacia adelante e inclina la cabeza con desconcierto.

Historia y personalidad. Ambas razas descienden de una mezcla de razas bull y terrier. No obstante, el Bulldog americano no es un terrier. Está más estrechamente relacionado con las razas bull y muestra los instintos y comportamientos comunes de estos perros, entre ellos un gran instinto protector hacia su familia. El Staffordshire terrier es un verdadero terrier debido a su proximidad ancestral con otras razas de terrier, incluyendo el Manchester terrier. Aunque también es protector de su familia, tiene fuertes instintos de terrier que incluyen una propensión a la caza de animales pequeños que el Bulldog americano no tiene.

Cuerpo. Ambas razas tienen un poderoso físico atlético pero el Bulldog americano es más delgado con un pecho menos prominente. El Staffordshire terrier es más pequeño y tiene un físico más “grueso”. Ambas razas tienen fuertes patas delanteras y cortos pelajes que vienen en una variedad de colores sólidos y mixtos incluyendo el blanco con manchas color canela, atigrado y blanco. El pelaje de ambas razas es corto y los perros requieren una preparación mínima. Ambas razas son activas y se benefician con la realización de caminatas diarias y juego regular. El Bulldog americano es más grande, más delgado y es el más adecuado para una familia de gran actividad. Tardará mucho más tiempo en cansarse que un Staffordshire terrier que es más pequeño y menos ágil, el cual se adapta mejor a una rutina diaria con actividad moderada.

Esta entrada fue publicada en De la raza. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.