Efectos secundarios de la anestesia en los Bulldogs

image1Sin lugar a dudas la cara plana de tu Bulldog es parte de su atractivo pero también puede provocar posibles efectos secundarios si requiriese de anestesia para una cirugía. Esto se debe a que es una raza braquicéfala. Cuando busques a un veterinario debes preguntar si está familiarizado con las necesidades especiales de estos adorables perros.

Perros braquicéfalos. La cabeza de tu Bulldog y la estructura de sus vías respiratorias son un desafío para los anestesiólogos. Tu perro tiene pequeñas fosas nasales; un paladar blando alargado; sacos laríngeos sensibles en el cual los tejidos dentro de las vías respiratorias se obstruye el flujo de aire así como una tráquea estrecha que hace más difícil su respiración. Estas características son la razón principal por la que tu Bulldog se sofoca fácilmente y no está bien cuando hay calor. Algunas de estas condiciones tales como las pequeñas fosas nasales y el paladar blando y alargado pueden corregirse quirúrgicamente. Cuando a tu Bulldog le pongan anestesia debe ser monitoreado más que otras razas no-braquicéfalas.

Sedación. Uno de los medicamentos más comunes que se les administra a los perros antes de la anestesia general es la acepromazina y puede ser utilizada en los Bulldogs como sedante. No obstante, el veterinario anestesiólogo debe darle a tu Bulldog sólo la mitad de la cantidad que le administraría a un perro no braquicéfalo. Generalmente esta raza no debe recibir sedación excesiva. Aunque la dexmedetomidina generalmente provoca sedación sin causar dificultades para respirar, no se debe dar a los Bulldogs por los problemas de ritmo cardíaco que presenta la raza.

Anestesia. La mayoría de los Bulldogs requieren pre-oxigenación antes de aplicarle la anestesia para que el cuerpo tenga oxígeno extra. Debido a la estructura facial de tu Bulldog el anestesiólogo puede tardar más de lo habitual para intubarlo. El veterinario anestesiólogo también puede utilizar un medicamento de acción corta como el propofol durante la fase de intubación. En los Bulldogs, como sucede con otras razas braquicéfalas, es especialmente importante que la intubación se realice lo más rápidamente posible por los problemas de las vías respiratorias de la raza.

Extubación. Para la extubación o retiro del tubo por el que tu Bulldog puede respirar debe realizarse sólo después de que esté consiente y no semi-despierto por los efectos de la anestesia. Según los especialistas las razas braquicéfalas deben “escupir” el tubo y entonces la enfermera veterinaria sabrá que el perro está bastante recuperado de la anestesia y es menos propenso a sufrir de obstrucción en las vías respiratorias. El control y la observación de estos perros deben continuar incluso después de la extubación. El ritmo cardíaco de tu Bulldog también puede descender, por lo que el veterinario debe tener medicamentos a la mano para aumentarlo.

This entry was posted in De la raza, Veterinario, vacunación and tagged . Bookmark the permalink.