Las causas más comunes de envenenamiento de perros

perro-enfermoMiles de perros (y gatos) sufren innecesariamente y mueren cada año por la ingestión accidental de venenos caseros. Los perros pueden tener acceso a los venenos tanto dentro como fuera de la casa, algunos de estos los constituyen plantas, alimentos, herbicidas, plaguicidas, venenos para ratón, medicamentos, metales y productos de limpieza.

Plantas domésticas: de interior y exteriores

Es muy importante ser consciente de qué plantas se tiene dentro y fuera de la casa. Hay un montón de plantas que son venenosas para los perros, la gravedad de la intoxicación varía en dependencia  de la planta y puede causar enfermedades tales como diarreas y casos graves de intoxicación que conducen al coma y la muerte. Los perros pueden ser envenenados por plantas si comen o incluso mastican sólo una parte de la planta, la flor o las hojas. Las flores dejan caer polen que puede quedarse en el pelaje de la mascota que luego podría ser lamido e ingerido por esta.

Plantas más populares en los jardines de las casas que son venenosas para los perros:

• Narciso (especialmente los bulbos)
• Arbusto de aceite de ricino (a los perros les encanta las semillas)
• Laurel Cerezo (planta de sombra común)
• Codeso (y especies relacionadas)
• Lirios / Lirio de los valles (especialmente tóxico para los gatos)
• Philodendron  (planta ornamental de casa muy popular)
• Azalea
• Dedaleras
• Hiedra (algunas especies)
• Ruibarbo
• Tejo

Plantas de Navidad que se deben evitar
• Poinsettia
• Muérdago
• Las bayas del acebo

Muchas familias incluyen el árbol de Navidad como parte de las decoraciones de los días de fiesta. Algunos perros y gatos gustan de beber el agua del árbol que en sí no es venenosa, pero si puede que el árbol este untado con algún fertilizante y el agua puede ser tóxica. Este fertilizante puede causar que la mascota sufra de diarrea y vómitos. Es mejor tratar de evitar que los animales domésticos beban del agua del árbol manteniéndolo cubierto.

Más plantas venenosas

Alfalfa (en cantidad), Aloe vera, Amaryllis, Manzana (semillas), albaricoque (piedra), Helecho de Espárrago, Azafrán Croco, Azalea, Ave del Paraíso,  Caladium, Lirio de Agua, Frijol Casto, Cerimán, Cereza (semillas y hojas marchitas), Eléboro Negro, Cineraria, Clemátide, Cordatum, Planta de maíz, Crotón, Laurel Cubano, Ciclamino, Narciso, Hiedra del Diablo, Dieffenbachia, Dracaena, Drago, Orejas de Elefantes, Helecho Esmeralda, Dedalera, Geranio, Planta de goma de la India, Hiedra, Kalanchoe, Lirio del Valle, Lillies, Filodendron, La madre en Lengua de Leyes, Marihuana, Muérdago, Enredadera de Campanilla, Narciso, Nephytis, Solano, Adelfa, Cebolla, Durazno (hojas marchitas y piedra), Cactus del Lápiz, Helecho Plumose, Flor de Pascua,  Zumaque Venenoso, Roble venenoso, Planta de la Patata, Prímula, Rododendro, Planta de queso suizo, Planta de Tomate (fruta verde, tallos y hojas), Higo Llorón, Visteria, Tejo.

Los lirios son flores muy populares y una de las favoritas para incluir en ramos, por lo que se debe ser consciente de dar y recibir ramos de flores si contiene alguna siempre que se encuentre algún animal alrededor, ya que con una pequeña mota de polen es suficiente para que cause una reacción. Lo digo por experiencia personal. Yo no tenía conocimiento de que los lirios fueran venenosos, había recibido algunos como regalo y los coloqué sobre la mesa del comedor. No sabía que un pétalo había caído al piso y mi perra lo comió. Unas horas más tarde empezó a temblar un poco, rápidamente se puso peor y miraba pobremente. Tenía los ojos vidriosos y la lengua y las encías se volvieron grises, vomitó todo el contenido de su estómago y los temblores eran letárgicos. Todo esto ocurrió en un lapso de 30 minutos, fue muy aterrador, nunca la había visto tan mal. Fuimos inmediatamente al veterinario, quien preguntó si había ocurrido algo nuevo en la casa, cualquier cosa, plantas, flores. Sí, fueron los lirios que causaron tanto pánico, el veterinario le dio una inyección anti-náusea y en pocas horas mi perra había vuelto a su estado normal. Es extraño pensar que un pétalo pequeño la hizo estar tan mal.

Los síntomas generales de envenenamiento

• Irritación oral o en la piel
• Malestar estomacal / Vómitos / Diarrea
• Debilidad
• Respiración rápida
• Fiebre
• Babeo
• Coma
• Insuficiencia cardiaca
• Depresión
• Excitabilidad o letargo
• Temblores / convulsiones
• Aumento de la sed
• Pupilas dilatadas
• Mareos / pérdida del equilibrio
• Desorientación

Ponte en contacto con el veterinario inmediatamente si piensas que tu mascota ha comido plantas tóxicas, flores, o cualquier artículo o sustancia tóxica.

 Mito o Realidad: ¿El chocolate es dañino para los perros?

Sí, el chocolate es venenoso para los perros. El chocolate en dosis suficientes es letalmente tóxico para los perros (caballos y posiblemente gatos). El chocolate contiene un estimulante químico conocido como teobromina, que los perros no pueden metabolizar eficazmente. Si comen chocolate, la teobromina puede permanecer en el torrente sanguíneo hasta 20 horas y, estos animales pueden experimentar ritmo cardíaco rápido, alucinaciones, diarrea severa, ataques epilépticos, infartos, hemorragias internas y eventualmente la muerte. Sólo se necesita una pequeña cantidad de chocolate para causar daño. En caso de ingestión accidental de chocolate contacte con un veterinario.

Los venenos más comunes

El anticongelante. Fácilmente uno de los venenos más peligrosos que el perro puede encontrar, es tan venenoso que sólo unas pocas lamidas pueden causar la muerte en cuestión de horas. Los perros, e incluso otros animales, se sienten atraídos por el anticongelante a través de su olfato por el dulce sabor y olor agradable y lo lamen desconociendo el peligro. Las dosis letales para una raza de perro de tamaño mediano es menos de un par de onzas. Si hay sospechas de que la mascota ha sido envenenada por anticongelante, es fundamental llevarlo al veterinario inmediatamente. En sólo unas horas el hígado del perro comenzará a metabolizar las toxinas y más sustancias tóxicas que darán lugar a una insuficiencia orgánica.

Cebo o veneno del caracol. Extremadamente tóxico es el cebo del caracol para los perros y muchos quedan  afligidos con facilidad porque comúnmente lamen la hierba a través de su naturaleza curiosa. El veneno del caracol se hace con el arsénico y el metaldehído, encontrándose además en el veneno para hormigas, insecticidas y herbicidas. Los signos y síntomas incluyen babeo y la sed, diarrea, vómitos y confusión. En caso que se crea que la mascota ha sido envenenada por el cebo del caracol, hay que llevarlo al veterinario de inmediato ya que la muerte es muy rápida. Incluso después de ser tratado, todavía podría ser letárgico durante semanas.

Setas. Los hongos también pueden ser venenosos. Los reportes más comunes de envenenamiento por hongos es la Amanita phalloides y es extremadamente tóxico. Los síntomas incluyen vómitos y diarrea leve y puede conducir a más problemas digestivos, trastornos neurológicos, así como enfermedades del hígado. El tratamiento común de envenenamiento por hongos es inducir el vómito seguido de carbón vegetal activado. Si el perro corre en terrenos abiertos con hierba, hay que asegurarse de limpiarlo de setas de la tierra, a menos que se tenga la certeza de que no son venenosos.

Cebollas. El envenenamiento por cebolla es raro, pero ocurre si el perro come grandes cantidades de la misma o sostiene la alimentación regular de cebolla en pequeñas cantidades. Las cebollas contienen un componente tóxico llamado tiosulfato y el envenenamiento se produce en forma de anemia hemolítica, una condición peligrosa donde las células rojas de la sangre se abren a lo largo de la corriente sanguínea. Los perros envenenados tendrán síntomas de gastroenteritis que provoca vómitos y diarrea. Otras señales se muestran en la orina como es el pigmento rojo de las células de la sangre que manchan la misma. Si la mascota muestra alguna señal de estas, hay que interrumpir cualquier cebolla en su dieta y llamar al veterinario.

Ajo. Al igual que las cebollas, el ajo contiene tiosulfato, la toxina peligrosa que envenena a los perros. Sin embargo, el ajo también es bueno para estos en pequeñas cantidades, ya que actúa como un repelente natural de la pulga. Usa el ajo en pequeñas porciones y con moderación estricta.

Uvas y pasas. Ambas, las uvas y las pasas, son tóxicas para los perros y potencialmente fatales si ingieren una gran cantidad. Durante años, las pasas se usaron como golosinas para perros hasta que muchos murieron y sus casos fueron registrados en bases de datos. El envenenamiento por uvas y pasas desarrolla una insuficiencia renal aguda que conduce a la muerte. Los primeros síntomas de intoxicación se producen luego de unas horas de ingestión y son vómitos, diarrea, dolor abdominal, los perros se vuelven letárgicos y pasivos. Cuanto más las toxinas afecten sus riñones, menos orina producen lo que conduce a la muerte. Si crees que tu perro ha comido uvas, llama al veterinario inmediatamente.

Artículos del hogar venenosos si se ingieren o inhalan.

Anticongelante, aspirina, blanqueador, ácido bórico, líquido de frenos, líquidos de limpieza, cigarrillos, desodorantes, detergentes, desinfectantes, limpiadores de desagües, colorantes, fungicidas, Cera para muebles, tintes para el cabello, herbicidas, insecticidas, kerosene, laxantes, plomo, fósforos, brillo de metal, bolas de alcanfor, gasolina, esmalte de uñas y removedor, removedor de pintura, soluciones permanentes, veneno fenol, veneno para ratas, alcohol para fricciones, betún, pastillas para dormir, jabón, lociones bronceadoras, brea, tinsel, aguarrás, tintes para madera. Hay que tener en cuenta que los parches de nicotina son tóxicos y por lo tanto la goma de mascar de nicotina, 10 mg por 1 kg  de peso es una dosis tóxica.

Procedimientos de emergencia: ¿Qué hacer si tu perro se envenena?

Si tu mascota ingiere accidentalmente cualquier tipo de veneno natural, vegetal o químico, llama al veterinario de inmediato. Si sospechas que tu mascota ha ingerido una cantidad particularmente letal llévela al veterinario o llama a tu centro local de control de envenenamiento.
Sin evidencias de la exposición o la ingestión de una sustancia tóxica, el envenenamiento puede ser difícil de diagnosticar. Los signos a observar varían en función del tipo de veneno y el tipo de exposición. Algunos venenos son inhalados y algunos se absorben, pero la mayoría se ingiere.

¿Qué  observar?
• Letargo o lentitud
• Vómitos
• Falta de apetito
• Tropezar o pérdidas de equilibrio
• Dificultad para respirar
• Convulsiones

El diagnóstico de enfermedades debido a la intoxicación puede ser difícil si la exposición o ingestión no fue presenciado. A veces, las mascotas son tratadas sobre la base de una fuerte sospecha de envenenamiento y no de un diagnóstico confirmado. Debido a la variedad de los venenos, las pruebas específicas para diagnosticar el veneno exacto a menudo no están disponibles. Un alto nivel de sospecha de un veneno específico puede ser la única manera de determinar el mejor tratamiento.

Asesoramiento Preventivo

Mantener todos los medicamentos recetados y de venta libre fuera del alcance de la mascota, preferentemente en armarios cerrados con llave o por encima del mostrador. Los analgésicos, medicamentos para el resfrío, antidepresivos, vitaminas y píldoras de dieta pueden ser letales para los animales, incluso en pequeñas dosis.

Leer toda la información en la etiqueta antes de usar un producto para mascotas o en el hogar. Si un producto es sólo para perros, nunca debe ser usado en gatos y viceversa.

Ser consciente de las plantas que se tienen en casa y patios ya que la ingestión de azalea, adelfa, palma del sagú o material de la planta tejo, entre otros, por las mascotas puede ser fatal. El lirio de Semana Santa, lirio de día, lirio de tigre y algunas otras especies de lirio puede causar insuficiencia renal en los gatos.

Asegurarse de que las mascotas no estén en el césped o en jardines tratados con fertilizantes, herbicidas o insecticidas, hasta que se hayan secado completamente. Siempre guardar estos productos en áreas que estos no puedan acceder. Si no se está seguro sobre el uso de cualquier producto hay que pedir instrucciones al fabricante y al veterinario.

Mantenerse alerta con el anticongelante o refrigerante que se escape de los vehículos. Los animales son atraídos por el sabor dulce y la ingestión de una pequeña cantidad puede causar la muerte inmediata.

Cuando se utiliza veneno o trampas para ratas, caracol, hormigas o cucarachas,  asegurarse de que son inaccesibles para la mascota. Algunos venenos contienen ingredientes dulces y olores inertes, tales como jalea, mantequilla de maní o azúcar que puede atraerla.

libro¿Te diviertes con tu perro?... descarga gratuitamente nuestro ebook: "20 trucos para perros" y multiplica esa diverción por veinte. ¿Qué estás esperando?... ¡ES GRATIS!
Esta entrada fue publicada en Venenos y peligros y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.