Los perros y el miedo a los extraños

En este artículo escribiremos acerca de un problema que encontramos con frecuencia: Los perros que les tienen miedo a los extraños. A continuación un comentario típico de alguien que busca su ayuda en esta situación:

“Mi perro parece estar bien con la gente, puede caminar entre las multitudes y, a menudo hace caso omiso a los huéspedes, pero si un extraño intenta alcanzar o acariciarlo se aleja y gruñe. O por lo menos eso es lo que solía hacer, ahora a veces ladra y de vez en cuando tira a morder. ¿Por qué no puede saber que la gente solo trata de ser amigable? “

El principal problema suele ser que el perro no ha tenido suficientes experiencias positivas con una variedad de personas desconocidas durante el periodo sensible de socialización. A partir de tres semanas y hasta los tres meses de edad, es la etapa cuando los cachorros exploran y forman enlaces. De tal manera que si conocen y saludan a todo tipo de personas, en varios tipos de ambientes y les suceden cosas buenas simultáneamente, comienzan a entender que la gente, en general, es amable. Entonces, si esta socialización continúa a través de la adolescencia, la actitud relajada alrededor de la gente se convierte en parte de su personalidad en general. Los perros que no recibieron el tipo y la cantidad de experiencias que necesitaban pronto pueden llegar a tener miedo en torno a algunas o todas las personas que no conocen.

Como las personas empeoran el problema. Por supuesto la gente inadvertidamente hace el  problema mucho peor, por un lado, se olvidan de la regla de oro, preguntar a la mascota primero, en su lugar, la gente suele acercarse demasiado rápido, bajo esta presión, algunos perros pueden congelarse, fingiendo que todo es un mal sueño. Otros toman acción (por lo general un gruñido).Muy pronto, su dulce perro, un poco inseguro, se ha convertido en una masa de ruido defensivo.

Algunos propietarios suelen responder reprendiendo o castigando a su perro. Esto puede enseñarle a la mascota que será mejor ocultarte su miedo, pero hará que el miedo interno desaparezca. Como resultado, su perro ya no puede mostrar signos de descontento hacia la gente, sino que lo mantiene hasta que no puede más y estalla en una mordida en toda regla.

¿Por qué le tienen miedo a la gente amable? Muchos humanos no pueden entender por qué los perros se les tienen miedo cuando están, obviamente, haciendo gestos amistosos. Gire a la tortilla y la imagen se aclarará, digamos que tienes miedo a las arañas y un amigo mete su tarántula mascota en tu cara, y al mismo tiempo te asegura: “es una tarántula amigable, mira su expresión amistosa” o ” no puede hacerte daño, es sólo un bebé inocente”, ¿te sentirías seguro?

No, de hecho, la única forma en que podrías acostumbrarme a la araña es si la saludas a tu propio ritmo. Lo que significa deberá estar en una mesa o algún lugar donde puedas controlar la distancia. Entonces, cuando estés listo, poco a poco podrías acercarte para ver mejor, y tocar. Lo mismo vale para los perros. Todos los perros no son sociables o utilizados para satisfacer a los extraños, especialmente si ya eran tímidos cuando los adoptaron. Si caminas hacia el espacio personal de un perro, y acercas la mano para acariciarlo, él puede sentirse amenazado, o no estar seguro de tus intenciones, para él, tu mano bien podría ser un cuchillo de carnicero.

Sin embargo, te quedas parado o te agachas a una distancia prudencial, entonces él puede acercarse y olerte a su propio ritmo. Entonces podrás acelerar la amistad.

Lea las señales del perro. Probablemente el mayor problema con estos perros que se sienten incómodos con algunos saludos humanos, es que los seres humanos no reconocen las señales de neón parpadeantes en las posturas del cuerpo del perro y sus movimientos que nos dicen: “¡Ayuda, me da miedo. Aléjate”. Pueden estar tensos, con ojos inquietos o con la mirada hacia otro lado mientras está acobardado. O puede ser un bostezo, lamerse los labios o jadear cuando no se supone que esté sofocado. A veces comienzan a moverse en cámara lenta, como si anduviera a escondidas, o las orejas de repente se les van hacia los lados o atrás mientras su frente se arruga en una expresión preocupada. Y a menudo su cola está entre las piernas. Todos estos son signos de ansiedad o temor.

¿Qué hacer si vemos estos signos de miedo? Si observa estos síntomas en su perro cuando alguien se acerca para acariciarlo, rápidamente aléjelo fuera del alcance de esta persona, mientras le explica que su mascota “le tiene miedo a las nuevas personas que se le acercan rápidamente”. Al mismo tiempo llamar la atención de su perro, y recompénselo por algo bueno, como sentarse o hacer algún truco. El objetivo es cambiar su estado emocional de miedo a feliz, así con el tiempo puede aprender a asociar  a las personas no familiarizadas con las cosas buenas. Los extraños también pueden tirarle golosinas, pero a menos que esté absolutamente seguro de que su mascota está a gusto con ellos, debe evitar dejarlos acariciarlo.

Para la gente que desea saludar a perros desconocidos. Es importante observar el lenguaje corporal del perro. El perro puede comerse las golosinas que le das, pero eso no quiere decir que está listo para ser tocado.

¿Qué lenguaje corporal indica que el perro es seguro de tocar? El lenguaje corporal de un perro al que le gustaría saludar un perro es uno que indica que todo este asunto es aburrido. El perro debe permanecer relajado, y su mirada debe ser estable y suave, su cola se debe menear o bien permanecer suelta y colgando.

La Solución. Si los seres humanos dejáramos que los perros se nos acercarán a su propio ritmo, e incluso les tiraran golosinas a su alrededor, sin presionar al perro para ser acariciado, experimentarían muchos mejores saludos y ayudarían a estos perros con miedo a tener mejores experiencias positivas con la gente que no conocen.

This entry was posted in Socialización y agresión. Bookmark the permalink.