Mielopatía degenerativa en los Pastores alemanes

pastor aleman (6)Si tu Pastor alemán es diagnosticado con mielopatía degenerativa, el único consuelo es que por fin sabes que es lo que está afectando a tu perro. El veterinario puede haber tratado inicialmente a tu cachorro por un trastorno común pero sin obtener mejorías. Aunque no tiene cura, hay una prueba genética para determinar la existencia de la enfermedad.

Mielopatía degenerativa. La mielopatía degenerativa en los perros es similar a la esclerosis múltiple en las personas. También se ha comparado con la enfermedad de Lou Gehrig o esclerosis lateral amiotrófica. Aunque la enfermedad afecta a otras razas, es tan común en los pastores alemanes que también es conocida como mielopatía degenerativa del Pastor alemán. La materia blanca de la médula espinal del animal se deteriora, es decir, su sistema nervioso ya no puede enviar comandos de movimiento entre su cerebro y sus patas traseras y a su vez los nervios de las patas traseras no pueden enviar información sensorial al cerebro.

Síntomas. Generalmente afecta a los perros viejos, es probable que confundas los primeros signos de mielopatía degenerativa con la artritis. Tu perro se vuelve cada vez más inestable en el extremo posterior, empieza a arrastrar las patas traseras, a caerse y a levantarse con dificultad. La situación empeora con el tiempo. Los perros afectados a menudo se paralizan en el extremo trasero a los pocos meses de la aparición de los síntomas. No hay cura pero la terapia física así como una silla de ruedas canina para apoyar la parte trasera pueden ayudar con la movilidad. La mayoría de los perros afectados son sacrificados cuando ya no pueden moverse. La buena noticia es que la condición no parece ser dolorosa.

Superóxido dismutasa 1. Identificado por primera vez en 2009, la superóxido dismutasa 1 es la mutación genética en el ADN del Pastor alemán que causa la mielopatía degenerativa, se cree que es provocada por un gen recesivo heredado. Si un perro lleva la mutación y se reproduce con un perro no portador, la mutación pasa a 50 un por ciento de sus cachorros. Si dos portadores se reproducen, el 25 por ciento de sus cachorros tendrá dos copias del gen mutado, lo que significa que son mucho más propensos a desarrollar la mielopatía degenerativa.

Pruebas. Puedes realizarle a tu perro la prueba de la mutación del gen de la mielopatía degenerativa es muy simple. Toma un hisopo de algodón y pásalo por la mejilla y las encías de tu perro, luego envía las muestras a un laboratorio de pruebas genéticas. Esta prueba identifica a los perros que tienen dos copias normales del gen y que no están afectados; los que tienen un gen normal y uno mutado son portadores y aquellos con dos copias mutadas del gen tienen un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad. Si tu perro tiene dos copias mutadas no debes desesperarte porque eso significa que está en mayor riesgo, no que definitivamente va a tener la enfermedad. Lo que si debes tener presente es que no debes reproducirlo.

libro

¿Te diviertes con tu perro? ... descarga gratuitamente nuestro ebook: "20 trucos para perros" y multiplica esa diverción por veinte.

¿Qué estás esperando?... ¡ES GRATIS!

Esta entrada fue publicada en De la raza, Problemas de salud. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.