¿Por qué mi perro come hierba y vomita?

El comportamiento del perro es a menudo un misterio para sus dueños, pero comer hierba y luego vomitar es sin duda una de las cosas más extrañas que hacen. Comer hierba por lo general no es un problema, pero los vómitos frecuentes pueden indicar una condición que requiere atención veterinaria.

Comer hierba. Hay una serie de razones que las que los perros comen hierba. En algunos casos, les gusta el sabor. Los carnívoros silvestres, incluyendo los lobos, a menudo comen hierba mientras devoran sus presas, por lo que los perros pueden comer hierba para compensar las deficiencias en su dieta. Sin embargo, en muchos casos los perros comen hierba cuando tienen dolor de estómago. Los veterinarios tienen diferentes opiniones sobre por qué hacen esto, pero es posible que la hierba contenga productos químicos que alivian el malestar estomacal. Por otra parte, podría ser que los perros sólo estén tratando de encontrar en la hierba algo que podría calmar su malestar.

Hierba y vómito. Debido a que muchos perros comen hierba cuando les duele el estómago, no es raro que un perro coma hierba y vomite de inmediato. El vómito podría ser completamente ajeno a la hierba. También es posible que algunos tipos de hierba ayuden a inducir el vómito y a eliminar los malos alimentos que tiene el perro en el estómago. En resumen, este hábito es un verdadero misterio y aunque existe muchas teorías un los veterinarios no han logrado ponerse de acuerdo en lo relacionado con este tema.

Riesgos que implica comer hierba. La hierba generalmente es segura para todos los perros. Sin embargo, si llevas a tu perro a pasear a un área nueva y no estás seguro de si la hierba ha sido rociada con pesticidas, no permitas que la coma. De lo contrario, los productos químicos en la hierba podrían envenenar a tu perro y causarle vómitos. Algunos fertilizantes pueden causar serios problemas para los perros, así que evita usar cualquier producto químico en la hierba que sabes que tu perro podría comer.

Vómitos frecuentes. Por lo general, los episodios de vómitos ocasionales y de corta duración no son motivo de preocupación y pueden deberse a un problema con los alimentos o a un malestar estomacal. Pero si tu perro vomita por más de 24 horas o tiene vómitos frecuentes varias veces a la semana o al mes, debes llevarlo al veterinario. A lo mejor tu mascota es alérgica a algunos alimentos, tiene una infección u otra condición médica que requiere tratamiento.

Esta entrada fue publicada en Parásitos y tratamientos, Preguntas frecuentes, Problemas comunes, Venenos y peligros. Guarda el enlace permanente.