¿Son los huesos de cerdo seguros para los perros?

perro y huesoAlgunos dueños de perros se sorprenden al saber que algunos huesos son seguros para los perros. El hecho es que los huesos crudos son generalmente seguros, siempre y cuando sean crudos, los huesos cocidos de cualquier clase están estrictamente fuera de los límites.

Alimentación con huesos crudos. La razón por la que los perros nunca deben comer huesos cocidos se debe a que pueden astillarse (ya sea hervido o frito o al horno o a la brasa) en la garganta o en el estómago de su perro, provocándole asfixia o causándole graves lesiones internas. Los huesos crudos, sin embargo, son seguros para los perros. Mientras que algunos propietarios se preocupan por la salmonella y otras infecciones bacterianas, los perros son mucho menos propensos a contraer estas infecciones debido a su sistema digestivo altamente ácido. Los perros salvajes y lobos con frecuencia se comen los huesos de sus presas. Y varios veterinarios actuales sostienen que la dieta más saludable para los perros es la que sus antepasados comieron: carne cruda y fresca.

Cómo alimentarlo. Los huesos más seguros para los perros son huesos pequeños y suaves, lo suficientemente grandes como para evitar que los perros los traguen enteros. Los huesos de cerdo tienden a ser huesos gruesos y duros, así que elige pequeños huesos de cerdo. Si su perro es capaz de comerse estos, puede intentar con uno un poco más grande. Muchos propietarios de perros los alimentan con huesos como un regalo, pero también se pueden alimentar como parte de una dieta de alimentos crudos.

Beneficios del hueso de cerdo. Los huesos de cerdo pueden limpiar los dientes de su perro, mucho más eficaz que las galletas de perro, y sin añadir azúcares poco saludables y cargas a la dieta de su perro. El cerdo es rico en proteínas y las dietas de los perros deben consistir principalmente de proteínas. Los dueños de perros que han cambiado a una dieta cruda reportan numerosos cambios en la salud del perro, incluyendo la mejora de la piel y el pelaje. Estos cambios no han sido probados por estudios científicos rigurosos, pero la evidencia anecdótica de los dueños de perros está fácilmente disponible. Hay evidencia de que los huesos crudos mejoran la salud oral, también tienden a tener heces menos malolientes, debido a que el cuerpo utiliza más de los nutrientes en los huesos que en los alimentos envasados.

Precauciones. Como con cualquier alimento nuevo, debe controlar a su perro por las reacciones adversas, si se intenta una dieta todo hueso o carne de cerdo. Los perros son ligeramente más propensos a ser alérgicos a la carne de cerdo que a otras carnes, así que si tiene problemas de la piel o digestivos después de comer carne de cerdo, deje de alimentarlo de esta manera. Las primeras veces que le da a su perro un hueso, supervíselo con cuidado para asegurarse de que lo mastica a fondo y no se ahogue.

Esta entrada fue publicada en Guias de alimentación, Preguntas frecuentes, Venenos y peligros y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.