Trucos básicos para adiestrar a tu perro

Tu perro quiere complacerte, le gusta aprender y realizar trucos que estimulan sus capacidades físicas y mentales. El viejo refrán “No se puede enseñar a un viejo perro nuevos trucos” simplemente no es cierto, tu perro puede aprender durante toda su vida. Debes tomar la ventaja de adiestrar y enseñar nuevos trucos a tu perro que te permitan jugar con él y no que él invente nuevos turcos para jugar contigo.

perro dando la pataAl igual que otros tipos de formación, los trucos de capacitación requieren una gran dosis de paciencia y práctica, las recompensas frecuentes y lujosas ante los comportamientos correctos son muy recomendadas. Los perros pueden distraerse o aburrirse con las tareas que encuentran poco interesante, al igual que las personas, por tanto elegir trucos afines a su carácter, ayudará a tu perro a encontrar la diversión. Enseñar las órdenes de mando antes del adiestramiento, así como las habilidades básicas de obediencia de los trucos, debe ser lo primero. Capacitar sólo un truco a la vez comenzando con los fáciles y de acuerdo al aprendizaje del perro.

Si es un principiante, comience con lo básico: Dar la mano, baile y truco. Ellos le ayudarán a aumentar la confianza y las habilidades de tu perro rápidamente. Una vez que estos trucos se dominen, hay que buscar otras formas de combinar y modificar los fundamentos básicos en los trucos más complejos.

Para enseñarle a tu perro a dar la mano, comienza con la posición de sentado y obtenga su atención con la orden de Atención. Suavemente levanta la pata de tu perro con una mano mientras da con la otra un trato amable. Alábalo profundamente cuando levante la pata con una orden y dale su premio. Al repetirlo verás lo rápido que tu perro aprende. Trata de enseñarle a tu perro con un gesto a ocultar su rostro con su pata una vez que da la mano. Incluso se puede adiestrar a un perro para activar y apagar interruptores de luz con la misma técnica básica.

La danza es un truco sencillo basado en la posición de sentado. Trata de mantenerlo con la nariz hacia arriba hasta que salte sobre sus patas traseras. Di baila y le das un juguete mientras, suavemente, agarras sus patas delanteras y bailas con él en un primer momento, guiándolo por la sala, mientras mantiene el equilibrio sobre sus patas traseras. No lo obligues o fuerces a permanecer en la posición de pie, simplemente recompense el comportamiento que se produce naturalmente. Con el tiempo, hay que ver si puede realizar el truco por sí solo. Luego, trata de enseñar “a Rogar” animándolo a sentarse mientras le apoyas sus patas delanteras.

El truco es mejor realizarlo inicialmente, en un espacio largo. Una vez que se centra, tírele juguetes al perro a unos metros de distancia. Di algo mientras el perro corre o salta al juguete. Alábalo una vez que haya recogido el juguete y otra vez, cuando se disponga a continuar el juego. Espera a que traiga el juguete y alábalo y recompénsalo una vez más. Una vez que se logra el truco, puede pasar a jugar Frisbee, así como enseñar a su perro a jugar a las escondidas con juguetes específicos que puede aprender a identificar por su nombre.

Los fundamentos de la formación del truco pueden convertirse en mucho más si nos atenemos a ella. Pasa una cierta cantidad de tiempo al día enseñándole estos trucos y verás que es una gran manera de relacionarte con tu perro.

Esta entrada fue publicada en Entrenamiento y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.