Un Labrador cuando es cachorro

cachorro labradorUn Labrador Retriever cuando es cachorro es una imagen icónica del perro de la familia americana y pueden ser una gran adición para cualquier hogar. Entérate de lo que puedes esperar de un cachorro de Labrador.

Historia del Labrador retriever. Los antepasados del Labrador retriever se pueden remontar al Labrador del siglo XVI en Canadá. Estos perros fueron criados para ayudar con la caza mediante la recuperación de las aves tanto en la tierra y cuando caían al agua. Como se perfeccionó la raza, el Labrador retriever moderno fue reconocido en el siglo XIX en Terranova. Los Labradores fueron reconocidos por primera vez como una raza en 1903 por el Kennel Club Inglés y en 1917 por el American Kennel Club. Actualmente hay el doble de Labradores retriever registrados en los Estados Unidos y el Reino Unido que de cualquier otra raza.

Normas de la raza para un cachorro de Labrador. Existen dos tipos reconocidos de perros Labradores: ingleses y americanos. El Labrador inglés es más pequeño y más rechoncho que su homólogo americano que además es más ágil. Ambos Labradores tienen algunas características comunes. Los cachorros deben ser robustos y bien proporcionados, con las mismas proporciones que los estándares de la raza para los adultos. Deben tener una cabeza robusta y una nariz ancha. El pecho de ambos cachorros debe ser amplio y profundo. La cola debe ser gruesa en la base y estrecha hacia el extremo de la cola. Las orejas del Labrador son colgantes, por lo que si un perro tiene las orejas erectas es un indicio de que no es raza pura. El pelaje debe ser corto, liso, abundante y de uno de los tres colores reconocidos: negro, amarillo o chocolate.

Posibles problemas hereditarios o congénitos en los Labradores retriever. El Labrador está entre los perros de pura sangre más populares en América. Es por esto que la reproducción excesiva de la raza es común, así es que debes ser cuidadoso al comprar un cachorro para minimizar los riesgos de posibles defectos congénitos. El cachorro que escojas debe moverse libremente, sin vacilación o accidentes cuando corre o camina. Esto es particularmente importante ya que los Labradores son altamente susceptibles a la displasia de cadera. Igualmente es propenso a la displasia de retina, lo cual causa puntos ciegos en los perros al envejecer. Un criador acreditado debe poder darte una certificación de que la línea reproductora del cachorro no ha presentado indicios de displasia de retina. Sin defectos congénitos de salud o desarrollo de una enfermedad terminal, los Labradores retriever tienen una esperanza de vida de 10 a 13 años.

Temperamento de un Labrador cachorro. Los Labradores Retriever son una raza tan popular por su temperamento generalmente agradable. Un cachorro bien socializado debe ser amigable, sociable y juguetón. Los cachorros tímidos o agresivos pueden ser el resultado de una socialización incorrecta ya sea con las personas u otros perros. En ocasiones son muy activos y pueden necesitar de un gran paseo para meditar, también debes proporcionarle ejercicio y juguetes duros que pueda masticar. Esta raza necesita ser motivada con comida y tendrá tendencia a comer demasiado si se lo permites. Alimenta a tu cachorro con una comida sana y con las proporciones apropiadas o es probable que cuando crezca tenga sobrepeso.

libro

¿Te diviertes con tu perro? ... descarga gratuitamente nuestro ebook: "20 trucos para perros" y multiplica esa diverción por veinte.

¿Qué estás esperando?... ¡ES GRATIS!

Esta entrada fue publicada en De la raza. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.