10 datos sobre los Pastores alemanes

pastor alemanTierno como un osito de peluche para aquellos que se preocupan por ellos y frío como el hielo para otros, El Pastor alemán aman a sus amigos, la diversión y la comida. No son demasiado aficionados a los días de descanso y definitivamente no les gustan los golpes en la puerta, pero están dispuestos a complacerte y aún más de saber qué es lo que se esconde en los arbustos.

Distante. El Pastor alemán ama a su dueño pero no es muy afectivo con los extraños. Cuando es adecuadamente entrenado y socializado no es agresivo con los extraños pero deja claro que no quiere a alguien desconocido en su territorio.

Protección. Además de ser un poco distante con los extraños, el Pastor alemán ladrará cuando alguien llame a tu puerta y no dudará en proteger a quienes ama si se encuentran en peligro. Son especialmente y en ocasiones hasta la exageración, protectores con los niños.

Energético. El Pastor alemán necesita quemar energía porque tiene mucha. Necesita de caminatas diarias y tiempo de juego. Si no es ejercitado adecuadamente puede ser destructivo, ladrar mucho, salir corriendo salvajemente dentro de la casa y generalmente romper muchas cosas.

Inteligente. Sinónimo de inteligencia, el Pastor alemán está clasificado en tercer lugar según el criterio de 200 jueces del AKC que valoraron a más de 100 razas. Son fáciles de entrenar, aprendiendo muchos comandos simples con tan sólo cinco repeticiones.

Curioso. Un Pastor alemán no puede permanecer alejado de algo que no está seguro de lo que es. Le encanta explorar su entorno, generalmente investiga los límites de su patio cuando sale cada día. Su curiosidad se nota especialmente cuando son cachorros, introduciendo en todo lo que pueden sus patas y la nariz.

Agilidad. Los Pastores alemanes casi instantáneamente pueden parar cuando corren a gran velocidad, hacer una parada repentina y arrancar nuevamente alrededor de una curva cerrada sin tropezar con ellos mismos. Es una de las muchas razones por las cuales a menudo son utilizados como perro policía y en el ejército. Los cachorros son considerablemente menos bonitos por sus largas extremidades que no pueden manipular bien.

Displasia de cadera. Aunque los Pastores alemanes sufren de muchas enfermedades, la displasia de cadera es lo que más los afecta. La condición debilitante es a menudo resultado de las malas prácticas de reproducción. Si recibes un cachorro de un criador, siempre pide ver la documentación que certifica que no tiene problemas de cadera para asegurarte de que los padres eran saludables.

Tres colores. Una mezcla de beige y negro es el tipo de color más común en los Pastores alemanes, pero también existen color blanco sólido y negro sólido. Si alguna vez vas a exhibir a tu cachorro, ten en cuenta que el American Kennel Club no admite Pastores blancos.

Tallas. Aunque muchos Pastores alemanes siguen siendo algo delgados durante los dos primeros años de vida, luego engordan rápidamente. Son perros grandes y poderosos que miden de 22 a 26 pulgadas y por lo general pesan de 50 a 90 libras, siendo los machos más grandes que las hembras. Si no están debidamente capacitados pueden tumbar fácilmente a un adulto para salir corriendo detrás de algo.

Derrame. Los Pastores alemanes derraman bastante. Puedes cepillarlo durante 15 minutos y verás pelo flotando en el aire 15 minutos más tarde. El cepillado diario es la única manera de prevenir la acumulación de pelo en tu casa.

Esta entrada fue publicada en De la raza. Guarda el enlace permanente.