Cómo cuidar a las perras después del parto

perra amamantando lactandoLas nuevas madres necesitan tiempo para sanar y recuperarse después del nacimiento de sus cachorros. además de una caja de parto limpia en un lugar agradable y tranquilo, tu perra por lo general no va a necesitar mucha ayuda para dar a luz a sus adorables cachorros. Sin embargo después del parto, tu perra necesitará descansar para recuperar sus fuerzas y curarse, por lo que debes hacer su vida lo más fácil posible para que pueda lograrlo.

Elementos que necesita: Alimentos para perros o cachorros, comederos y bebederos, toallas o sábanas limpias, caja de parto.

  • Paso 1. Observa a tu perra para ver si tiene signos de que está en trabajo de parto. El lapso de tiempo entre el nacimiento de un cachorro y otro, así como el tamaño de la camada puede variar, por lo que un largo período de inactividad después del nacimiento de un cachorro es normal. Sabrás que todos los cachorros han nacido cuando la madre parezca más tranquila y relajada y no muestre signos adicionales de esfuerzo. También se centrará más en el cuidado de sus crías.
  • Paso 2. Limpia la caja de parto una vez que tu perra haya terminado de dar a luz a todos los cachorros y de expulsar las placentas. Mueve suavemente a la madre y a los cachorros para que puedas retirar las toallas sucias y sustituirlas por otras limpias. Asegúrate de que la madre y los cachorros están limpios, secos y calientes en la caja. Deja que la madre se familiarice con sus nuevos cachorros mientras los limpia y los amamanta.
  • Paso 3. Asegúrate de que los cachorros están seguros dentro de la caja y ayuda a la nueva madre a salir para que haga sus necesidades cuando esté lista. Límpiala con un paño húmedo para ayudarla a estar aseada. Colócale una correa o ponla en un área contenida para mantenerla a salvo. Obsérvala mientras hace sus necesidades para que cuando esté lista puedas ayudarla a entrar o a salir de la casa si es necesario. Es normal que después del parto tenga alguna descarga, pero si hay una cantidad alarmante o parece débil o enferma, comunícate inmediatamente con el veterinario.
  • Paso 4. Proporciónale agua y alimento en todo momento para que reciba los nutrientes suficientes que le permitan mantenerse saludable y de esta forma, pueda alimentar a su nueva camada. Pregúntale al veterinario qué tipo de comida es mejor ya que algunos recomiendan darle un nuevo alimento que sea para madres recién paridas que tenga nutrientes añadidos. Deje que coma tanto como ella quiera para que tenga leche suficiente para alimentar a sus bebés en crecimiento.
  • Paso 5. Observa a la madre regularmente para detectar signos de infección u otros problemas de salud durante unas pocas semanas después del nacimiento. El flujo vaginal debe disminuir y detenerse a las tres o cuatro semanas después del nacimiento. Comunícate con el veterinario inmediatamente si tu perra tiene un flujo rojo con hedor, los pezones se tornan de color rojo e hinchados o si parece poco consistente y babea en exceso.

Consejos

  • Habla con el veterinario cuando tu perra haya terminado de dar a luz a todos sus cachorros para que sepas qué comportamiento es normal y cual no lo es después del nacimiento. De esa manera sabrás cuándo hay una emergencia.
  • También puedes colocar periódicos limpios o sábanas viejas en lugar de toallas en la caja de parto.
  • Coloca todo lo que a tu perra le gusta o necesite cerca o dentro de la caja de parto para que no tenga que dejar a sus cachorros durante las primeras semanas.

Advertencias

  • Algunas perras recién paridas son muy protectoras con sus camadas, por lo que siempre debes tener cuidado al interactuar con la madre y los cachorros durante las primeras semanas después del nacimiento.
  • No expongas a la madre y a los cachorros a situaciones en las que puedan contraer infecciones o enfermedades. Invitar a todos tus conocidos para que vean la pequeña familia linda puede ser peligroso ya que pueden traer bacterias y virus que podrían enfermar a los cachorros y la madre. Espera hasta que los cachorros tengan al menos un mes antes de exponerlos a los visitantes.
Esta entrada fue publicada en Cuidados e higiene, Preguntas frecuentes. Guarda el enlace permanente.