Cómo cuidar de un cachorro castrado

cachorro-tristeLos cachorros necesitan tiempo para recuperarse después de una cirugía de castración. Esterilizar a tu cachorro es una decisión responsable que te evitará luego, tener camadas no deseadas. Es una operación común, pero, aun así, es una cirugía mayor, por lo que debes proporcionarle a tu cachorro la mejor atención posible cuando lo lleves a tu casa para que tenga una recuperación rápida y sin complicaciones.

Elementos que necesitas: caja protectora o cama, colchón, collar isabelino, caja para perro.

  • Paso 1. coloca a tu cachorro en un lugar seguro y tranquilo cuando lo lleves a tu casa. Es probable que el anestésico todavía esté en su sistema, por lo que probablemente querrá dormir. Mantén a las demás personas y mascotas de la casa alejadas y no lo manipules mucho. Si duerme en una caja, apreciará que lo pongas en ella para dormir. De lo contrario, puede ser un buen momento para ponerle una.
  • Paso 2. Dale comida y agua después de un par de horas, pero no antes. Hay cachorros que permanecen bajo los efectos de la anestesia por un tiempo y darles comida muy rápido puede causarles vómitos.
  • Paso 3. Vigila a tu mascota para que no se lama o mastique en la incisión o de lo contrario, tendrás que ponerle un collar isabelino para que no se arranque los puntos de sutura o provoque una infección. El collar le impedirá llegar a la zona operada. Algunos veterinarios les colocan los collares a los animales después de la cirugía para prevenir complicaciones mayores.
  • Paso 4. Observa la incisión. Un poco de hinchazón y enrojecimiento es normal justo después de la cirugía. Si la incisión sigue roja, se oscurece o se torna de color rojo violáceo, llama al veterinario inmediatamente. Si la línea de incisión se hincha notablemente o si ves signos de flujo, sobre todo si es gruesa y parece que tiene pus o sangre, también debes llamar al veterinario de inmediato.
  • Paso 5. Observa a tu cachorro por si muestra signos de haber desarrollado una infección u otro problema postoperatorio grave. Llama al veterinario si se pone letárgico, deja de comer, comienza a temblar o parece que está teniendo problemas para respirar. Los cambios en la temperatura corporal también pueden ser una señal de problemas, por lo que, si tu cachorro parece estar particularmente frío o demasiado caliente, llama al veterinario. Muchos cachorros caminan lento durante los primeros días después de la cirugía, sobre todo si fueron medicados para el dolor, pero deben mostrar una mejora continua y en ningún caso, parecer que están empeorando. Si no estás seguro, llama al veterinario.
  • Paso 6. Mantén a tu cachorro en reposo durante aproximadamente una semana después de la cirugía. Si lo dejas correr, jugar a la pelota o le permites luchar con otros animales domésticos, esto podría romper los puntos de sutura. Puede ser que tengas que acudir a su cajón para hacerlo cumplir con el reposo ya que es probable que desee comenzar a correr cuando se sienta mejor.

Consejos

  • Dile al veterinario que te indique cuáles son los cuidados que debes brindarle a tu cachorro. El veterinario conoce a tu perro y sabe cuáles son sus necesidades, por lo que será capaz de aconsejarte sobre cualquier cosa que esté relaciona específicamente con él.

Advertencia

  • No le des a tu cachorro nada para el dolor a menos que el veterinario lo oriente. Los calmantes para humanos pueden matar a un perro y la mayoría de los veterinarios le administran medicamentos para el dolor a los cachorros antes de enviarlos a su casa, por lo que podrías terminar dándole una dosis doble.
Esta entrada fue publicada en Preguntas frecuentes, Salud y cuidados. Guarda el enlace permanente.