Comportamiento de un Schnauzer

mini schnauzerLleno de energía, audaz y divertido, es el temperamento del Schnauzer estándar. Los amantes de la raza lo definen como un perro muy inteligente. Aunque tiene un pelaje áspero, cejas espesas y bigote no derrama pelo.

Carácter. El Schnauzer es una raza antigua criada sobre todo para exterminar sabandijas en su Alemania natal. Si tienes un Schnauzer en tu casa va a realizar esa tarea además de servir como perro guardián y supervisor general. Si tienes niños será una niñera. Nada escapa de este perro inteligente. Necesita ser un verdadero miembro de la familia y va a demostrar lo que vale cada día. Si es un Schnauzer típico, incluso podría olvidar que es un perro y pensar que es un hombre con un traje de perro.

Entrenamiento. El Schnauzer puede exhibir rasgos de obstinación. Ya que es de carácter fuerte, debes empezar a entrenarlo desde que es un cachorro para que conozca sus límites. Las guarderías para perros es un buen lugar para empezar. Esta raza se desarrolla bien en la obediencia y otras actividades caninas, debes pensar en él como si fuera un hijo peludo dotado y talentoso. Necesita ser socializado para que no sea sobre protector contigo ni con tus seres queridos. Tiene que aprender que tus amigos no son una amenaza. Con su cerebro canino/humano pronto aprenderá a distinguir quiénes son tus amigos y quienes son  extraños.

Ejercicio. Tu Schnauzer es un perro activo que requiere de una buena cantidad de ejercicio. Incluso si tuviera todas las responsabilidades del hogar sobre sus hombros no sería suficiente para agotarlo. Llévalo a dar largos paseos todos los días o déjalo correr alrededor de un patio cercado. Si lo has entrenado bien puedes dejarlo correr sin correa bajo supervisión en un lugar seguro. El Schnauzer también necesita ejercicio mental por lo que debes jugar con tu mascota. Si tienes niños puede jugar y pelear con ellos aunque los protegerá al mismo tiempo.

Schnauzer miniatura y gigante. El Schnauzer miniatura y el gigante son razas diferentes, aunque ambos descienden del estándar. Estas razas son sólo versiones pequeñas y grandes de la raza original. El comportamiento del Schnauzer miniatura se asemeja a la conducta del estándar hasta cierto punto, pero es más velcro, ya que quiere estar con su dueño todo el tiempo. El Schnauzer gigante es otra historia. No es recomendable para los dueños novatos debido a su fuerte instinto territorial y altos requerimientos de ejercicio. Para los dueños con experiencia que entienden las necesidades de un perro de trabajo si puede llegar a ser un buen compañero.

Esta entrada fue publicada en Comportamiento, De la raza. Guarda el enlace permanente.