Comportamiento del Pomerania

pomeraniaNo es ninguna coincidencia que tu Pomerania se asemeje a un zorro. Al igual que el Reynard, es inteligente, alerta y valiente. A diferencia de un zorro es probable que no mate pollos u otras aves de corral. No necesita nada, te tiene para que atiendas todos sus deseos. Tiene toda la razón, ¿verdad?

Personalidad. Con un Pomerania tendrás un pequeño perro de compañía activo, animado y divertido al que le gusta jugar y ser el centro de atención. Este perro diminuto y feliz no piensa en sí mismo como un perro pequeño. En su mente es del tamaño de sus primos los otros Spitz, los perros de pastoreo y trineo. Es sociable y puede ser exigente. Esta raza puede ser muy ladradora si no es entrenada correctamente. El lado positivo es que puede ser un buen pequeño perro guardián. La desventaja es precisamente que ladra mucho.

Compatibilidad. El Pomerania por lo general se lleva bien con los felinos, así que si tienes un gato o tienes la intención de conseguir uno, esto no debe ser un problema. Se lleva bien con otros perros pero debido a que tiene un peso promedio de 7 libras, puede ser lastimado fácilmente por un perro más grande, incluso en un juego. Si piensa que otro perro lo está amenazando tienes que tener cuidado porque puede hacerle frente y por lo general este comportamiento será perjudicial para él. Es bueno con los niños pero los perros pequeños y niños pequeños generalmente no son una buena mezcla ya que los últimos pueden dañar involuntariamente a esta pequeña mascota.

Entrenamiento. A pesar de su tamaño o falta de este, el Pomerania es un perro atlético que puede defenderse en la agilidad, obediencia, pastoreo y otros deportes caninos. Es lo suficientemente pequeño como para vivir cómodamente en un apartamento pero sí requiere de caminatas diarias y ejercicio suficiente. Le encanta jugar por lo que debes encontrar cuales son las actividades que más le gustan y disfrutarlas en su compañía. Una advertencia: puede ser difícil de entrenar para que haga sus necesidades en el lugar correcto pero debes tener paciencia que con el tiempo lo va a lograr.

Aseo. El lujoso pelaje doble del Pomerania es su encanto, pero para mantenerlo en buen estado requiere de una buena cantidad de preparación. Cepíllalo varias veces a la semana y llévalo a la peluquería cuando lo necesite. Debido a su pelaje no está bien en climas cálidos. No es un perro para tener al aire libre pero cuando hay buen tiempo puedes dejarlo salir a hacer sus necesidades o llevarlo a dar paseos cortos. Prefiere una casa con aire acondicionado.

Esta entrada fue publicada en Comportamiento, De la raza. Guarda el enlace permanente.