¿Es tu casa a prueba de cachorros?

destruccion-hogarMuchos cachorros resultan lesionados o lastimados debido a que sus propietarios no son conscientes de sus hábitos o lo curioso que son. Pero si una persona imagina su casa a través de los ojos de un perro, puede notar muchos artículos para el hogar aparentemente inofensivos que pueden causar problemas desafortunados. Las siguientes sugerencias son para tener una casa a prueba de cachorro:

• Eliminar papeles, revistas, libros, ornamentos y todo lo demás de la mesa de café, muebles y otras mesas bajas hasta que el cachorro esté entrenado. Si el cachorro crece creyendo que no hay nada interesante que masticar en esas mesas no va a desarrollar el hábito de buscar allí por diversión.

• Hasta que el cachorro tenga de 8-10 meses de edad, no se debe dejar comida, dulces, platos sucios, utensilios o vasos en la mesa de café y otras superficies a su alcance. Hay que recordar que si crece creyendo que nunca hay nada interesante que comer o lamer en esas mesas, no va a desarrollar el hábito de saltar sobre ellas o curiosear en lugares inapropiados buscando golosinas.

• Para evitar que el cachorro coma el papel higiénico de la basura del baño hay que cerrar la puerta del depósito de este (en un cachorro un día puede ser divertido, pero de adulto puede convertirse en un hábito molesto).

Poner la basura de la cocina en un lugar al cual no pueda acceder como debajo del fregadero de la cocina o detrás de una puerta cerrada.

• No dejar las colillas de loa cigarros en los ceniceros donde el cachorro puede llegar a ellos. Si las ingiere puede llegar a tener una intoxicación por nicotina.

• Asegurar los cables eléctricos o ponerlos inaccesibles y aplicar un elemento de disuasión en estos cordones (como la salsa picante o uno de los sprays amargos disponibles en las tiendas de mascotas). Si el cachorro muerde un cable puede sufrir quemaduras por descargas eléctricas e incluso morir.

• Mantener las decoraciones de Navidad fuera del alcance del cachorro. Los adornos de vidrio triturados pueden causar cortes desagradables.

• Nunca quemar velas donde el cachorro pueda alcanzar ya que la llama puede atraerlo.

• Mantener las medicinas lejos de su alcance. Los envases a prueba de niños no son suficientes para mantener al cachorro a salvo.

• Mantener siempre la tapa del inodoro abajo si se utilizan desinfectantes para limpiar este. A menudo son productos alcalinos muy fuertes y el cachorro puede sentirse tentado de beber el agua.

• Mantener las puertas y ventanas del sótano cerradas. Un cachorro curioso es tan vulnerable como un niño pequeño.

• Deshacerse de los huesos de pollo o pavo ya que son frágiles y pueden ser potencialmente mortales para un cachorro.

• No dejar las agujas o alfileres en lugares donde el cachorro pueda llegar a ellos ya que puede tragarlos.

• Asegurarse de que el anticongelante esté fuera de su alcance y cualquier goteo sea fregado por completo. Todos los perros se sienten atraídos por su olor y es altamente tóxico.

• Usar pesticidas y venenos para roedores con mucha cautela. Tiras colgantes, papel de mosca y otras toxinas expuestos deben mantenerse fuera de su alcance.

• Mantener al cachorro lejos de las plantas tóxicas como el Rododendro, Tejo Japonés y el Lirio de los Valles así como los huesos de cereza y melocotón, todos pueden causar problemas si los ingiere.

Esta entrada fue publicada en Domesticación, Preguntas frecuentes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.