Historia del Bichón frise

bichon frise (9)El Bichón frisé es una raza peluda que fue creada específicamente para ser un perro de compañía. Como resultado se obtuvo un perro pequeño súper lindo, súper tierno y súper cariñoso. A pesar de ser fuerte, activo y estar ansioso por complacer, el Bichón requiere de ejercicio diario, entrenamiento y paciencia, especialmente durante el entrenamiento para que haga sus necesidades en el lugar correcto.

Orígenes. El Bichón frise tienen sus  orígenes en el Mediterráneo. Hace muchos siglos, los perros llamados Barbets o Perros de agua fueron cruzados con pequeños perros blancos de regazo, creando cuatro tipos de «barbichons», un nombre que luego sería reducido a Bichón. Entre estos está el Bichón boloñés, el Bichón habanero, el Bichón maltés y el Bichón de Tenerife, siendo este último reconocido con el tiempo como Bichón frisé, el cual fue desarrollado en las Islas Canarias de Tenerife. Es probable que haya llegado allí por los marineros españoles. En algún momento entre los años 1200 y 1300, los marineros italianos encontraron los perros y los llevaron de vuelta a Italia, reintroduciéndolos también en todo el continente europeo.

Creciente popularidad. Por el año 1500, el Tenerife o Bichón fue un perro muy adorado y popular, especialmente en España e Italia, donde a menudo estuvo entre la nobleza y la burguesía. En este siglo los franceses invadieron Italia un par de veces y estos pequeños perros formaron parte del botín que se llevaron a su país. Los cachorros mantenían su atractivo real convirtiéndose en las mascotas especiales de Francis I y su sucesor Enrique III. El Bichón era comúnmente representado en pinturas renacentistas españolas, incluyendo algunas obras de Goya.

Disminución de la popularidad. Como suele ocurrir en algún momento en la historia de las razas de perros y gatos, el Bichón decayó en popularidad y atractivo entre las clases altas. Aunque esta raza tuvo nuevamente una breve popularidad durante el reinado de Napoleón III a principios de 1800, a finales del siglo se convirtieron prácticamente en perros callejeros comunes. Aun así, perseveraron y mantuvieron una buena reputación como compañeros fantásticos. A menudo se ganaban su sustento acompañando a los organilleros y actuando en circos y ferias; algunos también servían como guías para personas ciegas.

En la actualidad. A inicios de 1900, los criadores franceses crearon una raza estándar que fue adoptada oficialmente por la Société Centrale Canine de Francia el 5 de marzo de 1933. A los perros se les dio el nombre de Bichón frise que se traduce en «pelo rizado». Cerca un año y medio más tarde, estos pequeños cachorros fueron aceptados en el libro genealógico del Kennel Club francés. En 1956 una familia francesa que se mudó a Michigan llevó a sus Bichón con ellos y en 1960, dos criadores trabajaron para desarrollar la raza en los Estados Unidos. En 1964 fue fundado el Club Americano del Bichón frise. Estos perros fueron aceptados para competir con el American Kennel Club en la clase Miscelánea en el año 1971 y la organización admitió la raza en 1973.

Esta entrada fue publicada en De la raza. Guarda el enlace permanente.