Las mejores razas de perros pequeños para las ciudades

Las personas a menudo asocian que los perros pequeños son adecuados para vivir en las urbes y tiene sentido si se piensa que un Yorkie ocupa menos espacio que un Dobie. Un perro pequeño tiene extremidades más chicas, pasos más cortos y algunas razas derraman menos pelo en el apartamento y traen menos hollín desde la calle. Algunos perros pequeños son excelentes compañeros urbanos, pero sorprendentemente, algunos no lo son, hay que tener en cuenta más aspectos en cuenta además del tamaño.

YorkshireTerrierAsí que ¿Qué hace que un perro sea bueno para vivir en ciudades? El nivel de energía: Muchas personas piensan erróneamente que un perro pequeño tiene un bajo nivel de energía. De hecho, muchos perros pequeños son muy energéticos, mientras que un buen número de perros grandes son poco relajados. Es importante buscar una raza que esté tranquila en interiores y prefiera relajarse en una silla en vez de ir y venir de la silla a la puerta. Si vives en un apartamento, no sólo colmará la paciencia a los inquilinos de abajo si rasga el piso constantemente, es probable que con el tiempo también ponga a prueba tu paciencia.

Ladridos: Vivir en un apartamento o en edificios como casas adosadas o condominios significa que sus vecinos saben cuándo tienes una discusión con el servicio al cliente por teléfono, qué programas de televisión viste ayer por la noche y que tienes A) un buen perro B) un perro malo. Un pequeño perro que ladra incesantemente es molesto para el propietario y los vecinos y podría terminar, en el peor de los casos, en una llamada al control de animales.

Ejercicio: Algunos perros pequeños, como algunos Terriers, necesitan más que bastante ejercicio. Necesitará mucho tiempo en cosas tales como caminatas o trotes cotidianos en patines o en bicicleta con su perro. Otras razas pequeñas están bien sólo con un par de caminatas cortas al día y tal vez un deporte ocasional como agilidad, flyball y seguimiento. En general, la falta de energía es igual a menos ejercicio.

Sociabilidad con los seres humanos: En los estrechos confines de la vida urbana, está sin duda, encontrarse con personas cada vez que sales con tu perro. Algunos perros pequeños son cautelosos con los extraños y encontrarse con desconocidos todos los días que quieran acariciarlopuede resultarle un poco estresante. Elegir una raza pequeña que sea amistosa será un estímulo para salir a pasear.

Sociabilidad con otros perros: Una excelente manera de hacer ejercicio con el perro y pasar un tiempo jugando con él es yendo a un parque para perros. La mayoría de las urbes tienen sitios disponibles y si vives en Nueva York, es probable que haya uno justo bajando la calle, pero si tu perro es agresivo, esto no es una opción, si se detiene firme, gruñe o ladra excesivamente a otros perros, es injusto y peligroso para todo el mundo que visites un parque para perros. Elegir una raza pequeña que se lleve bien con otros perros te asegura que los parques para perros estén abiertos para ti.

Comportamiento apacible: Hay tantas cosas sucediendo a tú alrededor en una situación de la vida urbana como los ruidos fuertes, los coches a toda velocidad, las multitudes, las luces brillantes y esta sobrecarga sensorial también afectan a tu perro. Selecciona una de las razas pequeñas más tranquilas para beneficio tuyo y de tu perro. Uno que esté a gusto con el caos va a estar bien en la vida citadina.

¿Qué razas pequeñas se adaptan bien a la vida en la ciudad?

Cocker SpanielBoston Terriers, Lhasa Apso, Schipperke, Bulldog FrancésBichon Frise, Basenji, Yorkshire Terrier.

Si tu perro pequeño no cumple con todos estos criterios, no te preocupes, hay fórmulas para lograr que la vida de ciudad sea fácil para ambos. Considera la posibilidad de pasearlo por la mañana temprano y tarde en la noche para evitar las pesadas multitudes. Mantén los alimentos en bolsas pequeñas, usa un plato plegable para darle de comer y rótale los juguetes para que no se aburra de ellos y así no los tendrá por toda la casa. Recoge los excrementos en todo momento, así ayudarás a establecer una buena imagen con las personas entu vecindario y a prevenir la propagación de enfermedades caninas. Es importante mantener a la mascota con una correa en todo momento a menos que esté en un patio cerrado o en el parque. Un perro corriendo a través de calles llenas de personas no sólo es probable que se pierda, sino también que sea atropellado por un coche.

Con paciencia y entrenamiento, muchos perros pequeños pueden aprender a adaptarse a la vida urbana, pero si encuentras que has adoptado un perro de mucha energía es posible que tengas que salir del centro de la Gran Manzana. Los perros son criaturas de hábito y pronto aceptarán un paseo por Quinta Avenida en lugar de un revolcón en el campo, pero la elección de una raza sobre la base de su estilo de vida en la vida urbana hará que las cosas sean más fáciles cuando tengas que conducirlo a través de una multitud.

Esta entrada fue publicada en El perro ideal, Perros pequeños. Guarda el enlace permanente.