Perro sin pelo del Perú: Guía Práctica

El perro sin pelo del Perú es una raza que se criaba en sus orígenes con la finalidad de servir como alimento. A lo largo de los años, los perros de esta raza han sido tratados con desprecio como animales de compañía, siendo utilizados casi con exclusividad por chamanes y curanderos en sus rituales. Solía confundírseles con perros sarnosos, debido a su falta de pelaje, por lo que eran considerados perros tabú que evitar.

Este perro, también conocido como “viringo” (“desnudo” en la antigua lengua peruana), tardó más de cuatro siglos en librarse de la discriminación y los estigmas, llegando hasta la situación actual, en la que el perro sin pelo del Perú está considerado como Patrimonio Nacional de este país y especie a preservar desde el año 2001.

Características del perro sin pelo del Perú

Estos canes carecen de pelo, como su propio nombre indica, aunque algunos ejemplares presentan algunos mechones, especialmente en la cabeza, el lomo o la cola. Esta falta de pelaje se debe al síndrome de hipoplasia ectodérmica, una afección genética sin mayor sintomatología. Pueden ser de tamaño grande, mediano o pequeño, pero todos presentan un tórax ancho y una cintura más bien estrecha, lo que hace que tengan una figura estilizada.

Una de las mayores características de esta raza es que no tienen dientes premolares, algo que los convierte en ideales como perros de compañía, ya que difícilmente mostrarán tendencia a atacar o morder. Además, son perros de gran sensibilidad, extremadamente cálidos y afectuosos con las personas que reconoce, pero nerviosos con desconocidos. Su comportamiento con los más pequeños de la casa es apacible, ya que son animales bastante sociales, especialmente con las personas que conocen, pero también con otros perros de diferentes razas e incluso con otros animales. Además de un carácter afable y agradecido, estos canes son inteligentes y curiosos, características que colaboran a que puedan aprender y a que puedan ser educados con notable rapidez.

Como leemos en este artículo de perros sin pelo de Toppercan, los perros sin pelú del Perú presentan hipersensibilidad a la luz en sus ojos oscuros y redondos. Su piel, contra toda creencia, es suave y flexible y suele ser de color gris con una base rosada y algo mateado. Es la raza más idónea para acompañar a las personas con problemas de alergia, ya que éstas suelen tener, en su amplia mayoría, alergia al pelo, un problema que no tendrán con el perro peruano.

Cuidados del perro sin pelo del Perú

Al carecer de pelaje y tener la piel completamente desprotegida, debemos cuidar de su salud poniendo especial énfasis en la protección dermatológica. Por ello, te recomendamos que no los saques a pasear en verano o los meses con mayor incidencia de sol sin aplicarles crema solar, de la misma que lo harías con un niño. Además, tendrás que abrigarlo en invierno, ya que el frío puede provocar que su piel se irrite o que desarrolle problemas serios de dermatitis que podrían agravarse por exposición a climas adversos o por contacto con algunas superficies frías o demasiado calientes.

Existe una alta relación de consanguinidad en esta raza, algo que provoca que estos perros sean propensos a enfermedades genéticas, como la pérdida de dientes o las malformaciones mandibulares, generalmente.

A diferencia de otras razas de perros con similares características, los perros peruanos no necesitan una gran cantidad de ejercicio diario. Con un par de paseos al día, un rato de juegos y de socialización, estará bien. Es necesario, eso sí, que sigas nuestro consejo en este aspecto, ya que la falta de ejercicio moderado puede provocar episodios de ansiedad o un aumento de estrés en el animal que se verían reflejados en un comportamiento destructivo al tener energía acumulada que no podría focalizar en nada más.

Alimentación del perro peruano sin pelo

Su alimentación es muy básica, sin llegar a diferenciarse especialmente de las de otras razas de perros. Lo mejor es siempre ofrecerle una dieta variada y equilibrada, que le aporte las proteínas y vegetales que necesita para que su musculatura se desarrolle correctamente. En definitiva, el pienso que le aporte los nutrientes necesarios para mantenerse en condiciones óptimas.

Además, como con cualquier otra raza de perro, necesitará a diario agua limpia y fresca, por lo que te recomendamos que se la cambies varias veces al día, especialmente en los meses más calurosos, ya que el calor es algo que esta raza acusa más.

Esta entrada fue publicada en Perros. Guarda el enlace permanente.