¿Qué clase de verduras congeladas son buenas para los perros?

verdura congeladaLa dieta de tu perro se compone de un equilibrio entre proteínas, carbohidratos, grasas, verduras y frutas. Las verduras frescas proporcionan vitaminas y minerales esenciales para tener una salud óptima, tanto para ti como para tu perro. Si bien las frescas son mejores, no siempre son una opción, en cuyo caso las verduras congeladas ofrecen beneficios nutricionales con mayor comodidad.

Verduras saludables. Cuando se trata de la dieta de tu perro, las verduras ofrecen vitaminas y minerales que otras fuentes de alimentos no proporcionan adecuadamente. Por ejemplo, las judías verdes son bajas en calorías y proporcionan fibra, manganeso y vitaminas C y K. Para la pérdida de peso, reemplaza de 1/3 a ½ de pienso regular que le das a tu perro por judías verdes, de esta manera se sentirá lleno con menos calorías. Las batatas ofrecen fibra dietética, beta-caroteno, manganeso y vitaminas B6 y C. Las zanahorias ofrecen fibra, potasio, calcio, hierro y vitaminas A, B, C, D, E y K. Las demás hortalizas que son beneficiosas incluyen el apio, el brócoli, la calabaza, la col rizada, coles de Bruselas, okra, nabos, espárragos, lechuga, guisantes y habas.

Verduras frescas vs verduras congeladas o enlatadas. Mientras que las verduras frescas son la mejor opción para ti y para tu perro, los ciclos de crecimiento estacionales no siempre permiten tenerlas. Cuando las verduras fresca no son una opción, no queda más remedio que adquirir las congeladas o enlatadas. Por desgracia los vegetales enlatados con frecuencia tienen sal, lo que no es bueno para tu mascota.Las verduras congeladas después de la cosecha ofrecen los mismos nutrientes saludables que las frescas siempre y cuando no les hayan agregado sal.

Congelar hortalizas. De la misma manera que tu tienda de comestibles ofrece vegetales congelados pre-empaquetados, tu puedes congelar tus propios vegetales, tan sólo requiere unos pasos y podrás tener porciones congeladas del tamaño de la mordedura de tu perro. Comprar las verduras en temporada y congelarlas también te permite tener menos gastos. Para congelar tus propias verduras, córtalas y lávalas con agua fría. Escalda los vegetales colocándolos en una olla de agua hirviendo durante uno o dos minutos. El escaldado elimina la suciedad y las bacterias y desacelera la pérdida de vitaminas y minerales. Retíralas del agua hirviendo y colócalas en agua fría hasta que se enfríen. Colócalas en bolsas de congelación y ponlas en el refrigerador.

Verduras tóxicas. Las cebollas, las cebolletas y el ajo contienen un compuesto tóxico que destruye las células rojas de la sangre y puede conducir a una anemia conocida como anemia de Heinz. Al elegir los vegetales congelados pre- empaquetados, busca los que no contienen estos. Verduras de la familia de las solanáceas, patatas, tomates, pimientos y berenjenas, pueden aumentar la inflamación y agravar la artritis. Las plantas de tomate y patata contienen la toxina solanina que es dañina para tu perro. A medida que estos vegetales y frutas maduran, el compuesto tóxico se reduce. Evita alimentar a tu perro con tomates o patatas verdes.

Esta entrada fue publicada en Guias de alimentación, Preguntas frecuentes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.