Sensibilidad a la anestesia en el Rhodesian Ridgeback

rhodesian ridgeback (9)Si tu Rhodesia Ridgeback requiere de una cirugía aunque sea por un procedimiento estándar como una esterilización o castración, pregunta de antemano qué tipo de anestesia planea utilizar el veterinario. Aunque la raza es sensible a ciertos anestésicos, eso no quiere decir que no puedas someter a tu mascota a una cirugía segura, pero para ello se necesitará tomar algunas precauciones adicionales.

Lebrel. Tu Rhodie es un lebrel, es decir que sigue la presa con la vista y no con el olfato como la mayoría de los perros de caza, para que tengas una mejor idea entre los Lebreles se incluyen el Galgo y el Saluki. Estos perros son largos y delgados y pueden padecer de hipotermia cuando están bajo el efecto de la anestesia, lo que significa que la temperatura de su cuerpo baja considerablemente. Además las diferencias en la sangre en los Lebreles puede “complicar” la interpretación de los análisis de sangre pre-anestésicos.

Anestésicos. Los fármacos anestésicos que se encuentran en la clase de barbitúricos plantean el mayor riesgo para un Rhodesian Ridgeback, si se le dan estos medicamentos, la recuperación de la anestesia toma mucho más tiempo ya que los medicamentos permanecen en el hígado del Rhodie por mucho tiempo. Para anestesiar de forma segura a un Lebrel se recomienda darle sedantes antes y analgésicos después de la cirugía para minimizar el estrés. Se recomienda el uso de propofol, una combinación de ketamina/diazepam y metohexital como anestésicos intravenosos. Por los riesgos de hipotermia se debe monitorear la temperatura corporal de un Ridgeback Rhodesia durante una cirugía. Así mismo se deben tomar medidas para minimización la hipotermia durante la cirugía y el período de recuperación inicial.

Antes de la cirugía. Algunas razas son sensibles a determinados fármacos anestésicos. Existen relativamente pocos estudios científicos sobre las sensibilidades específicas de cada raza, por lo que la mayor parte de la información proviene de la experiencia veterinaria. La sensibilidad a la anestesia en particular varía de un perro a otro de la misma raza. Antes de la cirugía el veterinario debe elaborar la historia clínica de tu perro, podría ordenar exámenes como radiografías o ecografías para asegurarse de que tu perro es lo suficientemente saludable como para someterse a una cirugía. El veterinario te explicará los tipos de anestesia que va a usar. Los anestésicos modernos son más seguros que los utilizados en el pasado pero siempre hay un factor de riesgo.

Cuestiones de salud. Los Ridgeback Rhodesia no sufren de muchas enfermedades genéticas pero algunos de los problemas comunes en la raza requieren de anestesia y cirugía, estos incluyen los tumores de células cebadas; sinus dérmico, una abertura entre la columna vertebral y la piel; mielopatía degenerativa, una enfermedad de la médula espinal incurable y la hinchazón, también conocida como torsión gástrica que no es genética pero a menudo afecta a los perros que tienen el pecho ancho y constituye una emergencia veterinaria. Aunque puedes discutir las opciones de anestesia para una cirugía programada de tu perro con el veterinario, esto no siempre puede hacerse en un caso de emergencia. Los veterinarios de un hospital de animales de emergencia deben ser conscientes de los riesgos anestésicos que tienen los lebreles.

Esta entrada fue publicada en De la raza, Veterinario, vacunación. Guarda el enlace permanente.