¿Son las semillas de girasol peligrosas para un cachorro?

cachorritoCuando se trata de un cachorro nuevo en la familia, es normal preguntarse qué es seguro y que no para el pequeño. Son muchos los alimentos que tú puedes comer y tu mejor amigo no. Entre ellos se encuentran el chocolate, el aguacate, la cebolla, las uvas y las pasas.

Con o sin cáscara. El núcleo es la parte interior de las semillas de girasol, y es la parte que la gente y los perros comen. La capa exterior es la cáscará (o cubierta) y no se considera tóxica para usted o su amigo peludo. Sin embargo puede contener toxinas y plaguicidas.

Tipo. Su mejor apuesta es comprar semillas de girasol sin cáscara, o una semilla de girasol sin pesticidas orgánicos en la cáscara. Opte por la versión libre de sal, ya que es mejor para su pequeño amigo.

Cuánto. Para determinar la cantidad apropiada de semillas de girasol que usted puede darle a su cachorro, debes saber la cantidad de calorías en general que tu cachorro debe comer en un día, pregunte a su veterinario, o usa una calculadora de comida para perros. Deberás saber peso y nivel de actividad de tu cachorro para obtener un cálculo exacto. Una vez que tengas su cálculo de calorías, toma el 10 por ciento de esa cantidad para obtener su ración diaria para los convites del perrito.

Las semillas de girasol tienen aproximadamente 165 calorías por onza, o 6 calorías por gramo. Por ejemplo, si su cálculo de calorías le permite a su mascota alrededor de 300 calorías de comida al día, podría darle a su perro cerca de 5 gramos de semillas de girasol, alrededor de 30 calorías. Esa cantidad no le hará daño a su perro, en el supuesto que no lo estés rellenando con otras delicias también.

Beneficios. Las investigaciones muestran que la alimentación de cachorros con semillas de girasol puede mejorar su pelaje y piel, debido a la grasa y nutrientes que las pequeñas semillas contienen.

Efectos secundarios. Las semillas de girasol son generalmente considerados un regalo seguro para usted y su pequeño. Sin embargo, al igual que con muchos otros alimentos, la indulgencia excesiva puede tener algunos efectos secundarios desagradables. Si alimentas demasiado a tu perro, puedes causarle diarrea y problemas intestinales. El aumento de peso también puede ser un problema si lo alimentas constantemente con golosinas.

Esta entrada fue publicada en Preguntas frecuentes, Venenos y peligros. Guarda el enlace permanente.