Tipos de Bulldog

bulldogEl Bulldog fue criado originalmente en Inglaterra para controlar el ganado en el siglo XV. Era grande, potente y lo suficientemente agresivo para que fuera capaz de controlar toros. El Bulldog original fue exportado por todo el mundo lo que dio lugar a varias razas descendientes. Las variedades actuales tienen sus distintivas apariencias y personalidades.

Bulldog inglés. La raza original ha cambiado un poco desde sus inicios como raza de trabajo para cuidar toros. El Bulldog inglés es más pequeño, menos atlético y por desgracia, más propenso a problemas de salud que su antecesor de trabajo. Pesa entre 40 y 50 libras y tiene una cara plana distintiva y una mandíbula protuberante. En la actualidad la raza rara vez se utiliza para el trabajo y no es más que un animal doméstico querido por la familia que requiere ejercicio moderado y preparación mínima. La piel arrugada puede ser propicia para que se desarrollen infecciones, por lo que debe limpiarle regularmente entre los pliegues con un jabón anti-bacterial.

Bulldog americano. El Bulldog americano es más alto, más delgado y más atlético que el Bulldog inglés. La raza fue registrada por primera vez en América en la década de 1970. Aunque físicamente el Bulldog americano se parece al original, sus características son mucho menos pronunciadas. La cara es menos plana y las patas menos torcidas. Este es menos propenso a las dificultades respiratorias sufridas en el original pero requiere más ejercicio. Es una mascota adecuada en las manos de un propietario seguro; esta raza es leal, alerta y deportiva, por lo que es un perfecto perro guardián.

Bulldog australiano. Esta es una nueva raza de perro creada a finales de los años 90. La raza fue creada por el cruzamiento de Staffordshire bull terriers, Bulldog ingleses y Mástines. La descendencia resultante es atlética con un acervo génico variado y una disposición física que hace que los perros sean muy adecuados para el áspero clima australiano. Su variado acervo génico hace que sea sano con pocas condiciones genétcias heredadas. Son excelentes mascotas con moderadas exigencias de ejercicio.

Bulldog de Catahoula. El Bulldog de Catahoula es un cruce entre el Bulldog americano y el Perro leopardo de Catahoula. Es un perro fuerte, alto, con un parecido más cercano alStaffordshire bull terrier que al Bulldog inglés original. Aunque esta raza se tiene como mascota, tiene un fuerte instinto de trabajo y se aburrirá si se tiene sin nada que hacer. La formación y el juego encaminados al trabajo de agilidad es una gran manera de estimular el cuerpo y la mente de esta raza.

Bulldog de sangre azul de Alapaha. El Bulldog de sangre azul de Alapaha proviene de los estados del sur, este cual fue criado para trabajar en las plantaciones como un perro de presa para recuperar el ganado que se escapaba. Como fueron criados para el trabajo en lugar de cuidar la apariencia física, esta raza presenta una gran variedad de tamaños y apariencias. Esta raza es por instinto protectora, especialmente con los niños, lo que le hace ser un gran perro guardián. Debido a su fuerte instinto de protección y vigilancia requiere de un dueño seguro y experimentado.

Bulldog francés. El Bulldog francés es una versión miniaturizada del Bulldog inglés. Su tamaño y orejas puntiagudas son las únicas diferencias notables. Debido a la intensa crianza selectiva para lograr esta apariencia, el Bulldog francés tiene una reserva de genes relativamente limitados y como consecuencia sufre de dificultades respiratorias. A pesar de esto la raza es una mascota popular en todo el mundo y se adapta bien a entornos urbanos y rurales.

Bulldogs raros. Los criadores de todo el mundo han tratado de recrear perros similares al Bulldog de trabajo original mediante el cruce de perros callejeros locales y perros de trabajo. Algunos permanecen sin clasificar mientras que otras razas son una raza definida: el banter bulldog, valley bulldog y Dorset oldtyme bulldog son tres ejemplos.

Esta entrada fue publicada en De la raza. Guarda el enlace permanente.